Los verdugos, vestidos irónicamente de naranja, les vuelan la cabeza

La atroz venganza de Al Qaeda contra 18 ‘perros del infierno’ fieles al Estado Islámico

Represalia del grupo rebelde Jaish al-Islam por la decapitación de tres de sus miembros durante una batalla en Damasco

La atroz venganza de Al Qaeda contra 18 'perros del infierno' fieles al Estado Islámico
La venganza de la cédula de Al Qaeda PD

Los combatientes del grupo Jaish al-Islam -los autores del atroz vídeo que puede verse bajo estas líneas y que son una facción aliada de Al Qaeda-, estuvieron antaño integrados en las filas del rebelde Ejército Sirio Libre, que combate a las fuerzas de Bashar al Assad.

Sin embargo, posteriormente, el grupo se separaría del paraguas del Ejército Sirio Libre, y ahora está defendiendo sus propios intereses en la región, siendo enemiga tanto del Estado Islámico como de las fuerzas armadas gubernamentales.

En las últimas horas ejecutó en Damasco a 18 miembros del grupo Estado Islámico, y lo divulgó en un vídeo que es una réplica a los que difunden los yihadistas del EI, solo que con una diferencia: los ejecutores van vestidos esta vez con prendas naranjas.

Los prisioneros van de negro, un color habitual de los militantes yihadistas, y llevan las manos maniatadas y grilletes en los tobillos.

El Ejército del Islam declara que estas ejecuciones son en represalia por la decapitación de al menos tres de sus miembros durante una batalla librada en febrero en el lugar antes mencionado.

Además acusa al EI de ser «un aliado del régimen de Bashar al Asad», de traicionar a la comunidad sunita y de aliarse con los chiitas y los «Nuseiri», término peyorativo para designar a la minoría alauita, a la que pertenece Asad.

Les llaman «perros de infierno» como «disidentes khawarij» (los revoltosos, los que se fueron), término que hace referencia al primer grupo de seguidores de Mahoma que se abrió de la autoridad de su sobrino heredero Alí Ibn Abi Talib.

Esto sucedió antes de la división entre sunitas y chiítas.

El vídeo también muestra «confesiones» de los miembros del EI que afirman no haber combatido nunca al ejército gubernamental.

La última parte de la grabación muestra a los 18 prisioneros, de rodillas, mientras son ejecutados por los verdugos.

El grupo EI, que ocupa la mitad del territorio sirio, irrumpió en este país en guerra en 2013 al no lograr fusionarse con los rebeldes del Frente al Nosra, el brazo sirio de Al Qaida.

Desde entonces luchan contra los otros insurgentes y al mismo tiempo contra el régimen sirio.

La semana pasada, un vídeo mostró a yihadistas del EI decapitando a 12 miembros de grupos rebeldes, entre ellos al menos tres del Ejército del Islam y uno del Frente al Nosra.

Siria está sumida en una guerra entre el régimen, rebeldes sirios, kurdos y yihadistas que intentan apoderarse de parte del territorio. Más de 230.000 personas han muerto en ella desde 2011, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído