En el teatro romano de Palmira, y con numeroso público en platea

Los niños verdugos del EI ejecutando a 25 aterrados soldados sirios

La grabación acaba con el degollamiento de otro prisionero de las fuerzas gubernamentales a manos de un yihadista adulto

Los niños verdugos del EI ejecutando a 25 aterrados soldados sirios
Momento de la atroz ejecución PD

Desde enero de 2017 son una banda derrotada y en fuga, pero no hace tanto tiempo, en 2014, el ISIS controlaba un tercio del territorio iraquí, casi otro tanto de Siria y estaba a pocos kilómetros de Bagdad en lo que parecía un avance imparable.

Su eficaz maquinaria propagandística funcionaba a escala global merced al aura de invencibilidad de sus combatientes y las potencias regionales —y mundiales— parecían no saber qué estrategia seguir simplemente para contener la extensión del yihadismo.

De esa etapa espeluznante son vídeos como este, que el grupo terrorista Estado Islámico publicó el 4 de julio de 2015 un vídeo en Internet, en el que muestra el asesinato de 25 soldados sirios.

Los ejecutan a tiros igual número de jóvenes, aparentemente menores de edad, en el teatro romano de Palmira, en el centro de Siria.

En la grabación, de más de nueve minutos y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, aparecen las víctimas de rodillas y en fila en el escenario del teatro romano, donde sus verdugos les disparan a la cabeza desde atrás.

El asesinato se produce delante de una multitud de hombres que aparecen sentados en la platea.

En secuencias anteriores, el EI enseña imágenes de la toma de Palmira el pasado 20 de mayo y de la prisión de esa población.

En un momento del vídeo, se ve cómo los prisioneros que más tarde van a ser asesinados son sacados de sus celdas y conducidos en vehículos todoterreno por la parte moderna de la urbe hasta el teatro romano, ubicado en la zona arqueológica, en las afueras.

La grabación acaba con el degollamiento de otro prisionero de las fuerzas gubernamentales a manos de un yihadista adulto y con imágenes de la voladura de la cárcel de Palmira.

No es la primera vez que menores de edad son protagonistas de vídeos del ISIS, ya que, en dos ocasiones anteriores y con fines propagandísticos, varios niños han aparecido en grabaciones en las que supuestamente asesinaban a disparos a dos rusos y un árabe israelí acusados por los radicales de ser espías.

Las ruinas grecorromanas de Palmira son uno de los seis sitios sirios incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Los yihadistas difundieron en su momento fotografías de la destrucción de seis bustos de piedra originarios de esta ciudad en la población de Manbech, en la provincia septentrional de Alepo, aunque el Observatorio aseguró que se trata de piezas falsas.

Antes del inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, las ruinas de Palmira, con sus teatros y templos, fueron uno de los principales centros turísticos del país árabe.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído