El ex alcalde de Marbella ha sorprendido por su aspecto al declarar ante el tribunal por el caso Fergocon

El impactante vídeo de Julián Muñoz demacrado y al borde de la muerte

El presidiario tenía dificultades para mantenerse en pie y se llevaba constantemente un pañuelo a la boca

El impactante vídeo de Julián Muñoz demacrado y al borde de la muerte
Julián Muñoz EFE

Dicen que la cárcel cambia a las personas que pasan por ella, y Julián Muñoz está sufriendo en carne propia la certeza de esa afirmación.

El ex alcalde de Marbella, que cumple pena de cárcel por varias condenas, ha sorprendido este miércoles 2 de septiembre de 2015 al prestar declaración en el juicio del caso Fergocon sobre presuntas irregularidades en la contratación de obra por parte del Ayuntamiento de Marbella.

Muñoz, vestido con camiseta negra y pantalón deportivo, mostró un aspecto físico desmejorado, demacrado, prueba evidente de su deterioro de salud.

El presidiario tenía dificultades para mantenerse en pie y se llevaba constantemente un pañuelo a la boca. El tribunal que juzga el caso tomó nota y ha eximido a Muñoz de acudir al resto de las sesiones del juicio debido al delicado estado físico.

En esa fragilidad se ha apoyado el defensor de Muñoz, que ha dicho que recurrirá al Constitucional la decisión de la Audiencia de Málaga de anular el tercer grado que le concedió el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria al considerar que vulnera su derecho fundamental a la vida y a la integridad física.

Según los informes médicos realizados al ex alcalde y presentados en la petición del tercer grado penitenciario, Muñoz tiene un riesgo de muerte superior al 50% en los siguientes cinco años, aunque siga al pie de la letra su tratamiento. Otro estudio alertaba sobre el «grave riesgo de padecer algún evento fatal en plazo breve».

CUADRO MÉDICO

Muñoz, que ingresó otra vez en prisión en 2013, sufre un cuadro médico preocupante, en el que se le acumulan las afecciones. Según los informes, el ex alcalde padece cardiopatía isquémica-hipertensiva, diabetes mellitus tipo I, dislipemia, arteriopatía sistémica con stent ilíaco, insuficiencia venosa, hipoacusia bilateral, adenoma de próstata, artrosis cervical, ictus sin secuelas neurológicas y aneurisma de aorta.

Esta «pluripatología» es de carácter «grave e incurable», aunque de momento no pueden considerar a Muñoz como un paciente «terminal».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído