ESCÁNDALO DE ALTURA EN BEVERLY HILLS

El príncipe ordenaba que le tiraran pedos en la cara: «¡Quiero ver coños!»

Majed Abdulaziz Al Saud ha sido denunciado por tres de sus empleadas, y ha tenido que pagar una fianza de 300.000 dólares

El príncipe ordenaba que le tiraran pedos en la cara: "¡Quiero ver coños!"
Majed Abdulaziz Al Saud PD

El príncipe saudí Majed Abdulaziz Al Saud, la ha montado buena en su mansión de Beverly Hills, -valorada en 37 millones de dólares-, y los vecinos no dan crédito a lo sucedido tras haber protagonizado un escándalo sexual de calado que le ha obligado a darse el piro.

Tres de sus empleadas domésticas le han denunciado de momento -ya que se cree que hay más víctimas- por trato vejatorio, amenazas, abuso de autoridad y por obligarles a realizar actos obscenos, con felaciones incluidas y pedos en la cara que, al parecer, le tiraba uno de sus asistentes por orden expresa del mentado.

Según da cuenta ‘Daily Mail‘, también fue visto practicando sexo con este último, todo ello en medio de un frenesí de cocaína y otras drogas.

La denuncia ante la corte de Los Angeles se produce después de que los fiscales rechazaran presentar cargos por acoso y abuso sexual cuando fue arrestado el pasado mes:

«Mientras esperábamos fuera, vimos a la novia del príncipe y a otra fémina con sangre en su cara y en algunas partes de su cuerpo además de moratones. Estaban temblando y llorando. Temían por su vida, decían que Al Saud las mataría si lo denunciaban».

Al Saud fue arrestado después de que una de sus empleadas le acusara de obligarla a practicarle una felación, al grito de «¡Quiero ver coños desnudos!».

Tras pagar una fianza de 300.000 dólares para quedar el libertad, algunas fuentes aseguran que se ha escapado a su país.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído