DESO DOGG, BLANCO DE UN ATAQUE AÉREO

[Vídeo] Con ese ritmo cortaba cabezas el rapero alemán del EI al que han volado la sesera

Luchaba en Siria junto a sus colegas del grupo Junud al-Sham, contra las fuerzas leales al presidente Bashar al Assad

[Vídeo] Con ese ritmo cortaba cabezas el rapero alemán del EI al que han volado la sesera
Denis Mamadou Gerhard Cuspert PD

A Denis Mamadou Gerhard Cuspert, conocido artísticamente como Deso ​​Dogg, se lo acaban de cargar en Siria durante un bombardeo aéreo… y de rebote.

No iban contra él, pero le han volado la cabeza, extremidad a la que era muy aficionado tal y como puede ver en el vídeo que acompaña estas líneas, mientras decapitaba rehenes aprovechando que luchaba junto a sus colegas del grupo Junud al-Sham contra las fuerzas leales al presidente Bashar al Assad.

Su nombre de guerra era Abu Talha Al-Almani. Comenzó su carrera como músico de rap en el año 1995, pero su éxito se mezcló con diferentes problemas con la justicia, entre ellos crímenes y tenencia de drogas, lo que le valió estar confinado en la cárcel de Tegel.

Luego de varios vaivenes entre la música y su vida delictiva, grabó tres discos entre 2006 y 2009 y tuvo un relativo éxito en ventas y popularidad.

En 2010, tras un incidente automovilístico, decidió cambiar su estilo de vida: dejó el rap y se convirtió al Islam.

Pasó a formar parte de un grupo radical llamado Die Wahre Religión («La verdadera religión») y cambió su nombre al de Abou Maleeq.

En 2011, declaró públicamente su apoyo a las fuerzas muyahidines en Afganistán, Irak, Somalia y Chechenia, y dijo que Berlín era una ciudad de infieles. Ese mismo año apareció en un video portando armas, lo que derivó en una investigación judicial y el allanamiento a su domicilio donde hallaron municiones.

Más tarde Cuspert comenzó su fuerte inserción en los movimientos extremistas islámicos, y amenazó con imponer la «Jihad en Alemania».

En 2013, el ex rapero pudo irse del país, a pesar de las restricciones que pesaban sobre él, y fue entrenado en Egipto en un campamento militar terrorista para luego viajar a Libia.

Entre fines de 2013 y principios de 2014 Cuspert pasó a integrar las filas del Estado Islámico y participó en varias batallas, la primera de ellas habría sido, según los informes de las autoridades, en el campo de gas de Shaer en el mes de julio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído