La DEA detiene también al sobrino de la esposa del presidente venezolano

¡El chavismo se ‘descoloca’! Cazan al ahijado de Maduro con una tonelada de cocaína

Efraín Antonio Campo Flores, y Francisco Flores de Freites, fueron interceptados en Haití con la droga que iba dirigida a EEUU: ambos implican a Diosdado Cabello y a Tareck el Aissami

¡El chavismo se 'descoloca'! Cazan al ahijado de Maduro con una tonelada de cocaína
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores PD

Se veía venir. Los lazos del régimen chavista con el tráfico de cocaína acaban de estrecharse sobre el cuello de dos familiares de Nicolás Maduro, en un escándalo sin precedentes que sin duda pasará factura. (La descarada alianza chavista con el narcoterrorismo sonroja a Venezuela).

Según informa ‘El Nuevo Herald‘, la DEA, la agencia gubernamental norteamericana que lucha contra el narcotráfico, detuvo este miércoles 11 de noviembre de 2015 en Puerto Príncipe, Haití, a Efraín Antonio Campos Flores, el ahijado del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y lo trasladó a los Estados Unidos, acusado de formar parte de una red de narcotráfico.

Campos Flores se encontraba con Francisco Flores de Freites, sobrino de Cilia Flores, la esposa de Maduro. En el operativo, que se mantuvo en el mayor de los secretos, participaron agentes de la DEA que permanecían en la capital haitiana a la espera del cargamento que arribó al Aeropuerto Internacional de Toussaint Louverture. La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York ha presentado cargos contra ambos, según da cuenta a su vez ‘ABC‘.

EN SU AVIÓN PARTICULAR

Los jóvenes fueron apresados por una unidad de élite de la agencia antidrogas cuando llegaron en un avión particular, el cual tenía en su interior casi una tonelada de cocaína -algunos especifican que eran 800 kilogramos-, según consignaron diferentes fuentes. La operación fue grabada en vídeo, prueba que será presentada ante la Fiscalía de Nueva York.

El citado diario estadounidense señala que los arrestos fueron realizados luego que los jóvenes entraran en negociación por la venta de droga con quienes terminaron siendo agentes encubiertos de DEA.

«Esto fue un sting operation. Se pusieron a vender 800 kilos y si les daban la plata, ellos mandaban la droga»,

dijo una fuente al medio.

Según los primeros reportes, tanto Campos Flores como Flores de Freites intentaron eludir la acción desentendiéndose del cargamento de drogas que arribó al aeropuerto de Puerto Príncipe, donde los jóvenes fueron detenidos de inmediato.

Allí, ante la presencia de los agentes, señalaron que contaban con inmunidad diplomática, excusa descartada de inmediato por las autoridades.

Sin embargo, en sus primeras declaraciones ante la agencia antinarcóticos, los sospechosos habrían declarado contra otro de los hombres fuertes del régimen venezolano: Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional. En su primera comparecencia también habrían involucrado a Tareck El Aissami, gobernador de Aragua y señalado como un hombre con nexos con el grupo terrorista Hezbollah.

En mayo último se conoció que los Estados Unidos tenían bajo la lupa a una docena de funcionarios del régimen chavista. Entre ellos figuraban Cabello y El Aissami.

El caso se suma a la detención de Hugo Carvajal en Aruba el 23 de julio de 2014, donde también la DEA había participado, acusándolo de ser parte de un cártel de drogas.

 

El general del Ejército y jerarca de la inteligencia durante los años de gobierno de Hugo Chávez pudo evadir la Justicia norteamericana por tener credenciales diplomáticas. En su regreso a Venezuela, fue recibido como un héroe por Maduro y Cabello.

Según los analistas, si Carvajal hubiera caído en una cárcel norteamericana, el escándalo de narcotráfico y corrupción habría salpicado a los más altos cargos del Estado venezolano. 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído