FOTOGRAFIADAS DURANTE SU CAUTIVERIO EN UN CENTRO DE MENORES

Las niñas iraníes que esperan con horror ser ahorcadas por sus crímenes

De la mano de Sadegh Souri, ganador de la edición 2015 del concurso 'Lens Culture' sobre narración visual

Las niñas iraníes que esperan con horror ser ahorcadas por sus crímenes
Ejecuciones de menores en Irán PD

Son penalmente responsables desde los nueve años de edad, y en Irán los jueces que aplican a rajatabla la ‘sharia’ no saben ni de lejos lo que es la piedad. (Las atroces ejecuciones de menores a manos de los mentirosos iraníes).

Así, las menores pueden ser condenados a la horca por crímenes como el asesinato, tráfico de drogas y robo a mano armada. Las fotos que nos ocupan, han sido publicadas por ‘The Guardian‘, y fueron tomadas por Sadegh Souri, ganador de la edición 2015 del concurso ‘Lens Culture’ sobre narración visual.

El escenario es un centro de detención de menores, donde viven en duras condiciones, torturadas psicológicamente y donde muchas de ellas esperan la muerte sin remedio, en cuanto cumplan 18 años. Sus historias han sido recopiladas por ‘Infobae‘.

La primera, sobre estas íneas y con la cara tapada, es Mahsa. Tiene 17 años, y se  enamoró de un chico y quiso casarse con él, pero su padre se opuso al matrimonio. Un día, en medio de una discusión con él, se enojó, y lo mató con un cuchillo de cocina. Sus hermanos pidieron al pena capital para ella.

Shaqayeq, de 15 años, ha estado en prisión desde hace casi un año por el delito de robo a mano armada en una tienda en Teherán. Fue sentenciada a muerte pero debe cumplir 18 años para que se ejecute la pena. En la fotografía aparece su abuela, quien fue a visitarla después de un año de reclusión.

Sowgandh tiene 16. Cuando estaba sola en casa, los agentes de policía entraron con una orden de allanamiento y encontraron 250 kilos de opio, 30 gramos de cocaína y 20 gramos de heroína.

Los narcóticos pertenecían a su padre, pero como sólo ella estaba en casa, fue arrestada y detenida. Ha pasado casi un año desde que ha sido encarcelada. Ninguno de los miembros de su familia la han visitado.

Un religioso visita la sala de las niñas menores de edad en el centro de corrección de todos los días. Después de las oraciones, habla acerca de los métodos de crianza correctas para las niñas y ruega a Dios que las perdone.

Las reclusos pueden mantener a sus recién nacidos con ellos en la cárcel hasta que son dos años de edad. Zahra se casó a los 14 años y tiene dos hijos. Ahora tiene 17 años y está en la cárcel por el robo de teléfonos móviles.

Khatereh tiene 13 años. Escapó de su casa después de que su tío la violó. Una semana más tarde, un grupo de jóvenes la atacó en un parque de Teherán y también la atacaron sexualmente.

Para salvarse, hirió a uno de ellos con un cuchillo que llevaba en el bolso. Los policías la encontraron inconsciente en el suelo, y después del tratamiento, fue trasladada al centro penitenciario delincuentes juveniles.

Las internas pueden ir al patio de la prisión durante una hora en la mañana y una hora por la tarde.

Las chicas suelen esperar horas en la cola para la comida

Nazanin tiene 16 años y fue arrestada hace seis meses por la posesión de 621 gramos de cocaína. El juez aún no ha emitido un veredicto.

Mahshid tiene 15 años y ha sido acusada de tener una relación ilegítima y transportar drogas. Sus padres están en prisión también por tener y consumir drogas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído