EL PADRE Y OTRO HIJO SON TESTIGOS DE LA TRAGEDIA EN OTRO COCHE

Así aplasta un camionero a una madre y sus tres hijos por ir mirando el móvil

Tomasz Kroker, polaco de 30 años, ha sido condenado a diez años de cárcel: quería cambiar de canción

Así aplasta un camionero a una madre y sus tres hijos por ir mirando el móvil
La desventurada familia PD

Todo un drama por culpa de un móvil, y de un descerebrado. El camionero Tomasz Kroker, de 30 años, conducía su camión y en un momento dado decidió cambiar de canción, sin percatarse de que delante de él había una fila de vehículos parados.

En apenas unos segundos se llevó por delante a una madre y sus tres hijos, a quienes mató en el acto aplastándoles en el coche que ocupaban. Los hechos tuvieron lugar en agosto en una carretera del condado de Berkshire, al sur de Reino Unido.

Este lunes 31 de octubre de 2016, Kroker, quien ha sido padre recientemente, fue condenado a 10 años de prisión, según da cuenta ‘Daily Mail‘.

Los familiares de las víctimas, testigos directos

La policía ha publicado el terrible video del suceso captado por la cámara del salpicadero del vehículo. La grabación muestra el momento en que el conductor, distraído con el teléfono, no se percata de que los coches han frenado por completo y embiste violentamente al vehículo que tiene delante causando la muerte de Tracy Houghton, sus dos hijos (de 13 y 11 años) y su hijastra (de 11 años), quienes regresaban de un viaje familiar.

Su pareja, Mark Goldsmith, y su hijo Jake, de 13 años, se encontraban en otro vehículo justo detrás del camión y fueron testigos directos de cómo el coche de sus seres queridos quedaba totalmente aplastado.

«El celular se convirtió en un arma letal»

En una declaración leída durante el juicio en nombre de la familia, Kate Goldsmith, la madre de la hijastra de la fallecida, afirmó que «la sentencia no hace justicia al crimen cometido» y describió cómo su vida había cambiado «en un abrir y cerrar de ojos».

«A todos los efectos, el uso del teléfono celular durante la conducción convirtió su camión en un arma letal. Estaba tan distraído que no intentó ni frenar»,

denuncia Goldsmith.

«Cualquier persona que utilice el celular durante la conducción es culpable de conducción peligrosa. Un segundo de distracción basta para matar a alguien, destruir su vida, la vida de su familia y la familia de su víctima»,

concluyó. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído