Patrick Nogueira ha vuelta a declarar ante el juez por la implicación de su amigo Marvin Correia

El feroz asesino confeso de Pioz: «Maté a los cuatro porque matar solo a Marcos me parecía cruel»

"Tres días antes de los hechos sentí la necesidad de matar. Me pasa a menudo, desde los 12 años"

El feroz asesino confeso de Pioz: "Maté a los cuatro porque matar solo a Marcos me parecía cruel"
Patrick Gouveia, el supuesto autor del asesinato de los cuatro miembros de una familia brasileña en Pioz (Guadalajara). PD

El asesino confeso del cuádruple crimen de Pioz (Guadalajara), Patrick Nogueira, ha vuelto a declarar ante el juez y ha dicho que mató a sus tíos y primos por compasión, porque «matar solo a Marcos me parecía cruel». El joven brasileño también ha contado aspectos de lo ocurrido que se desconocían.

En concreto, según ha desvelado el programa Espejo Público de Antena 3, en la declaración en el Juzgado número 1 de Guadalajara ha contado que tres días antes de los asesinatos sintió «ganas de matar» y que eso no era algo nuevo, sino que ya le había ocurrido en otras ocasiones. «Tres días antes de los hechos sentí la necesidad de matar. Me pasa a menudo, desde los 12 años. Cuando me pasa, bebo mucho», ha dicho.

Fue entonces cuando decidió ir a casa de su tío. Nogueira ha explicado que según iba a la localidad de Guadalajara vio una pizzería con una oferta de 2 por 1 y decidió comprarlas para llevarlas a la casa. En principio sólo quería matar a su tío Marcos, pero ha explicado que le dio pena dejar solos a la mujer y a los dos niños y le pareció un gesto de «compasión» matarlos a todos.

Asimismo, Nogueira ha afirmado que su amigo Marvin Henriques no tuvo nada que ver con los asesinatos, no fue su cómplice y no tenía ni idea de que iba a matar a su familia. Sólo le escribió contándolo todo lo que hacía «para no sentirse solo». Patrick ha declarado que no estaba seguro de si iba a ser capaz de cometer los asesinatos.

En su declaración, Nogueira ha confesado que cuando empezó a matar se olvidó de todo y que no fue consciente de lo que había hecho hasta el día siguiente, cuando por la mañana releyó los mensajes que le había enviado a su amigo en Brasil y vio las fotos que le confirmaban lo que había hecho. «Entonces supe que aquello había sucedido», ha indicado.

También ha dicho que nunca quiso huir a Brasil, porque estaba seguro de que terminarían arrestándole. Según ha dicho, no se fue para evitar ser detenido sino para despedirse de su familia y «para que no sufrieran».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído