"DISFRUTA DE LA DIFERENCIA, EMPIEZA CON LA TOLERANCIA, ES BONITO"

[VÍDEO] ¡Califato de Merkel! Un musulmán quema el pelo a una alemana en pleno metro… por no usar hiyab

Y mientras tanto, siguen en 'paradero desconocido' 130.000 refugiados que llegaron recientemente a Alemania

[VÍDEO] ¡Califato de Merkel! Un musulmán quema el pelo a una alemana en pleno metro... por no usar hiyab
Angela Merkel con hiyab TV

El gesto de sumarse en noviembre de 2015 a la lucha contra el califato en Siria, -con el envío de aviones y una fragata-, prendió quizás la mecha que ha propiciado que el país de la ‘generosa’ Angela Merkel, haya explotado ahora por los aires bajo sus mismísimas narices. (Recompensa de 100.000 € por el tunecino sospechoso del brutal atentado de Berlín).

Aunque tanto da. La política de puertas abiertas apenas deja resquicio para excusa alguna: más del 40% de las peticiones de asilo de refugiados aprobadas en el conjunto de la UE se han producido en el país germano, que ha multiplicado así por tres la cifra de 2014. La gran mayoría de ellos procede de Siria, y el detalle de que en estos momentos las autoridades alemanas no tienen ni pajolera idea de dónde están más de 130.000 que llegaron al país buscando amparo, da fe del desmadre reinante y del peligro que acecha en cualquier esquina o bajo los árboles de Navidad. ([VÍDEOS] Así queman y destrozan las hordas musulmanas los árboles de Navidad en Europa).

Por raro que parezca, nunca aparecieron en los centros de acogida a los que fueron destinados. La cifra supone un 13% del 1,1 millón de refugiados que llegó al país en 2015, como quién sabe si hizo el protagonista del vídeo que acompaña a estas líneas, un fanático musulmán que se pasó tres pueblos en el metro berlinés: le quemó el pelo a una joven alemana porque no cumplía con el código de vestimenta femenina islámista, esto es, no cubría su cabeza con el hiyab. (Un niño de 12 años intenta atentar contra un mercadillo de Navidad en Alemania).

La pobre mujer, sale despavorida envuelta en llamas, y afortunadamente consigue apagar el fuego mientras su cobarde agresor -bajo estas líneas- se da el piro mochila en ristre.

 

Las autoridades alemanas, con tortícolis del lado derecho de tanto mirar hacia otro sitio, siguen mientras tanto rizando el rizo, y se han empeñado últimamente con ahínco y dedicación a intentar integrar a las mujeres musulmanas en la sociedad, para ellos muy ‘marginadas’. De esta forma, han lanzado recientemente una campaña publicitaria que muestra a una mujer de pelo rubio cubriendo su cabeza con un pañuelo, y donde se  anima a los ciudadanos a «disfrutar de la diferencia» y «a iniciarse en la tolerancia».

El anuncio, financiado por la UNESCO y por los contribuyentes alemanes, comienza con un texto que reza: «las mujeres turcas usan el hijab»

La rubia de turno se da la vuelta para mostrar su rostro, diciendo: «¡Yo también! ¡Es bonito!».

Que se lo digan a algunas… (Los cuatro facinerosos que violan y decapitan a una mujer con hiyab en Irán).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído