TOBIAS ELLWOOD, EXOFICIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, YA VIVIÓ EL HORROR ISLAMISTA

La trágica historia del ministro inglés que intentó revivir al policía británico

Sus desesperados esfuerzos al hacerle respiración boca a boca y reanimación no tuvieron éxito

La trágica historia del ministro inglés que intentó revivir al policía británico
Tobias Ellwood PD

El ministro Tobias Ellwood, un ex oficial de las Fuerzas Armadas, fue uno de los primeros en asistir al policía que fue herido por el atacante terrorista en las afueras del Parlamento británico. Sin embargo, sus desesperados esfuerzos al hacerle respiración boca a boca y reanimación no fueron exitosos y el uniformado perdió la vida. (Scotland Yard confirma cuatro muertos, entre ellos el terrorista, y 20 heridos).

La frustración y la impotencia de Ellwood, de 50 años, quedaron registradas por las cámaras, que mostraron su rostro ensangrentado tras intentar ayudar a la víctima. Una vez más, el terrorismo marcaba a fuego la vida del funcionario, quien tuvo una cercana pérdida hace 15 años en otro ataque extremista. (La red saca unas deplorables palabras de Sadiq Khan sobre terrorismo y Londres se enciende contra su alcalde musulmán).

Fue en 2002 cuando Jonathan, su hermano, se encontraba en la turística isla de Bali. El horror lo sorprendió en el ataque más mortífero de la historia de Indonesia, llevado a cabo por miembros del grupo islámico Jemaah Islamiya. 202 personas que disfrutaban en populares centros nocturnos perdieron la vida en atentados suicidas y con coches bomba.

Tobias, quien trabajaba en Londres, viajó para la difícil tarea de reconocimiento del cadáver. Acompañado de registros dentales y huellas, y aunque los médicos locales intentaron convencerlo de no hacerlo, insistió en abrir la bolsa que contenía lo que quedaba de su hermano: «He venido para esto». Finalmente, halló una cicatriz con la que confirmó la peor noticia. «Mamá, es Jonathan», dijo por teléfono.

Una década y media después, el terrorismo volvió a golpearlo de cerca. Su pasado como miembro de la Infantería, donde alcanzó el rango de capitán, le dio la experiencia para asistir en momentos críticos al policía que fue acuchillado por el atacante. Luego, el encargado de Medio Oriente y África fue relevado por los paramédicos que llegaron al lugar. Los extensos y repetidos intentos de reanimarlo no surtieron efecto.

«Es una gran tragedia, realmente. Traté de detener el sangrado y darle respiración boca a boca mientras llegaban los médicos, pero creo que perdió mucha sangre», relató.

El también parlamentario describió que el hombre tenía múltiples heridas bajo el brazo y en la espalda, pero se excusó de dar más información. «Es muy triste», se limitó a agregar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído