A Denis Vononenkov, que vivía exiliado en Ucrania, lo mató a tiros un sicario en Kiev: había declarado contra el derrocado presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, en un caso de alta traición

Así asesinan en Kiev al exdiputado ruso más crítico con el régimen de Vladímir Putin

El legislador se había mudado a Ucrania en 2016, denunciando una persecución de los Servicios de Inteligencia del Kremlin

Así asesinan en Kiev al exdiputado ruso más crítico con el régimen de Vladímir Putin
El cadáver de Denis Vononenkov EFE

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha calificado el crimen de "acto de terrorismo estatal por parte de Rusia"

Una cámara de seguridad ha grabado el momento en que el exdiputado ruso Denis Vononenkov, fue asesinado a tiros este jueves 23 de marzo de 2017 en Kiev. Al autor de los disparos, un sicario identfcado como Pavel Parshov, lo ha matado el guardaespaldas, que ha sufrido una herida en el tiroteo.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ha acusado al Kremlin de estar detrás del asesinato y ha calificado el crimen de «terrorismo de Estado por parte de Rusia». «El cobarde asesinato de Denís Voronenkov es un acto de terrorismo de Estado por parte de Rusia, país que se vio obligado a abandonar por motivos políticos», ha dicho el líder ucraniano, citado en Facebook por su portavoz, Sviatoslav Tsegolko.

El suceso se ha producido sobre las 11.30 hora local (09.30 GMT) en la esquina del bulevar Tarás Shevchenko y la calle Púshkinskaya, en pleno centro de la ciudad, cuando el exdiputado ruso y su guardaespaldas salían de un hotel.

El subdirector de la Policía Nacional de Ucrania, Alexandr Vakulenko, también ha apuntado a la posibilidad de que Rusia podría estar implicada en el asesinato, ya que el exdiputado era poseedor de «información importante».

El pasado día 3, Rusia declaró en busca y captura por diversos delitos económicos a Voronenkov, quien huyó en diciembre a Ucrania, donde criticó la anexión rusa de la península de Crimea. Además, un tribunal de Moscú ordenó su arresto en ausencia por dos meses a partir del momento en que sea detenido en territorio ruso o extraditado.

La Justicia rusa acusó al diputado de estafa, falsificación de documentos y de embolsarse entre uno y dos millones de dólares por la venta de un edificio de 1.500 metros cuadrados en Moscú requisado ilegalmente a sus legítimos propietarios.

Recientemente, Voronenkov provocó un gran escándalo político en Rusia al conceder una entrevista en Kiev y anunciar que había recibido en diciembre pasado la ciudadanía ucraniana tras no resultar reelegido en los comicios parlamentarios.

Denunció que el Kremlin falsifica las elecciones, tanto las presidenciales como las parlamentarias y municipales, y acusó a los servicios de seguridad de usurpar el poder y controlar la Duma o Cámara de Diputados.

En su opinión, la Rusia del presidente Vladímir Putin se parece cada vez más a la Alemania de Hitler y la atmósfera en su país de origen es una «locura pseudopatriótica».

Dijo también que la anexión rusa de Crimea, que apoyó en su momento en la Duma, fue un «gran error», al que se oponían muchos de los altos funcionarios del Kremlin, y que fue decidida tan solo por un hombre: el presidente Putin.

Además, a mediados de febrero declaró en Kiev contra el derrocado presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, exiliado en el sur de Rusia, en un caso de alta traición.

Estas manifestaciones le valieron el calificativo de «traidor» por parte de sus antiguos compañeros de partido y de otras formaciones políticas.

Su esposa, la famosa soprano del teatro Mariínski de San Petersburgo, María Maksákova, también huyó a Ucrania con el exdiputado, tras lo que fue expulsada del partido del Kremlin, Rusia Unida. Maksákova, que era solista del teatro Mariínski desde 2011, aseguró que no tiene previsto regresar durante un tiempo a Rusia por motivos de seguridad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído