Una de sus pacientes murió debido a complicaciones relacionadas con estas peligrosas prácticas

La falsa cirujana que aumentaba los culos de las mujeres con cemento armado

Oneal Ron Morris, ha sido condenada en Miami a 10 años de prisión y cinco de libertad provisional

La falsa cirujana que aumentaba los culos de las mujeres con cemento armado
Oneal Ron Morris TV

Oneal Ron Morris inyectaba en los cuerpos de mujeres fórmulas compuestas de cemento, aceite mineral, silicona o pegamento, entre otros productos tóxicos. Una de ellas murió en 2012 debido a complicaciones relacionadas con estas peligrosas prácticas. Tras un juicio, la falsa cirujana ha sido condenada a 10 años de prisión y 5 años de libertad provisional.

En Miami han condenado a 10 años de prisión y cinco de libertad provisional a una cirujana por practicar la medicina sin licencia y provocar la muerte de una de sus pacientes en 2012.

Se trata de Oneal Ron Morris, conocida como ‘La Duquesa’, quien realizaba operaciones estéticas de aumento de glúteos en los que, según recogen medios americanos, inyectaba una mezcla tóxica de cemento, aceite, sellador de neumáticos y pegamento Super Glue.

‘La Duquesa’ ya había sido detenida en el año 2011 cuando se conoció que sellaba las heridas con cola de contacto. Cientos de víctimas alertaron a la Policía de Florida sobre esta falsa cirujana. Desde entonces su imagen ha copado las portadas de diferentes medios y ha dado la vuelta al mundo. Según la cadena CBS, «probó primero consigo misma» y ejerció la medicina sin licencia.

La única víctima mortal de Morris se llamaba Shatarka Nuby y había recibido hasta 10 inyecciones por 700 dólares con los componentes ya nombrados (cemento, aceite, sellador de neumáticos,…) entre los años 2007 y 2010. Según los informes de su fallecimiento, la causa de la muerte se debió a un fallo respiratorio por los movimientos de la silicona dentro de su cuerpo que la «cirujana» había ido inyectando en sus glúteos. Además sus caderas quedaron seriamente deformadas, entre otras graves secuelas.

La madre de Nuby acusó a Morris durante el juicio de la «muerte inhumana» de su hija. Algo que ‘La Duquesa’ no tardó en negar alegando que «nunca» tuvo intención de herir a nadie ni de inyectar «sustancias desconocidas a ningún humano» porque ella misma usaba las mismas sustancias para aumentar sus glúteos.

Ya en 2012 fue acusada de practicar ilegalmente la medicina pero salió de prisión después de pagar una fianza de 7.500 dólares. Pero esta vez no tendrá tanta suerte. Deberá cumplir 10 años en la cárcel y, una vez cumplida la condena, pasará a estar 5 años en libertad provisional.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído