La mujer grabó en Kuwait a su asistenta etíope cayendo en un aparente intento de suicidio, sin tratar de rescatarla

La ‘ama’ musulmana que deja caer desde un séptimo piso a su ‘esclava’ africana

La policía del país árabe considera que es un atentado contra los derechos humanos y ha decidido detenerla

La 'ama' musulmana que deja caer desde un séptimo piso a su 'esclava' africana
La empleada colgando de la ventana en Kuwait TV

Es el típico y deleznable comportamiento de los árabes adinerados que viven en los países del Golfo Pérsico. Tratan al personal de servicios como esclavos, y sus víctimas preferidas no son otras más que infortunadas mujeres que llegan principalmente desde Filipinas, Indonesia, Corea del Norte o América del sur, y que se vean forzadas a trabajar 100 horas a la semana en labores domésticas. A cambio se les quita los pasaportes, y en su mayoría acaban sufriendo abusos sexuales.

En el caso que nos ocupa la toca el turno de sus tropelías a una asistenta de origen etíope, que cae pidiendo ayuda desde un séptimo piso situado en Kuwait, mientras su ‘ama’ se cachondea de ella y la graba sin hacer nada por ayudarla.

La mujer, ahora detenida, filmó así como su asistenta caía sobre un techo de metal y posteriormente, y para colmo, lo subió a las redes sociales.

Al ver el contenido audiovisual, algunos grupos defensores de derechos humanos pidieron que se investigara a la mujer y de esta forma la policía tuvo conocimiento de lo ocurrido.

Antes de caer, la mujer estaba colgada por el exterior de la fachada del edificio, en ese momento la dueña de la casa la encontró y se aprecia cómo en el vídeo dice «la dama colgante». Posteriormente la mujer, que se piensa que trató de ahorcarse, se arrepintió y agarrada al marco de la ventana decidió pedir ayuda.

Aunque no se han revelado las razones por las que la limpiadora se intentó suicidar, existe la posibilidad de que haya sido por el citado abuso que sufren por parte de sus dueños muchos empleados domésticos que trabajan en zonas del Golfo Pérsico, según informa ‘The Guardian‘.

Cientos de empleados escapan de sus jefes cada año, algo que ha hecho que el gobierno se vea obligado a tomar medidas estableciendo refugios para todos ellos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído