El terrorista fue herido de bala y trasladado a un hospital

El ataque con un martillo al policía en la catedral de Notre Dame: «¡Esto es por Siria!»

El ataque con un martillo al policía en la catedral de Notre Dame: "¡Esto es por Siria!"
"Encerrados dentro de la catedral Notre Dame en París mientras la policía investiga un ataque afuera contra un policía TW

Las autoridades francesas evacuaron este martes la zona de la catedral de Notre Dame en París, luego de que la policía disparara contra a un hombre que atacó con un martillo a agentes que se encontraban de servicio.

Durante el ataque, el hombre gritó: «¡Esto es por Siria!», según informó Gerard Collomb, ministro del Interior francés.

El hombre que atacó a agentes que se encontraban afuera de la sede policial ubicada cerca de la catedral de Notre Dame, fue herido de bala y trasladado a un hospital.

La situación ya se encuentra bajo control, informó la policía francesa.

La fiscalía francesa informó que está tratando el caso como un incidente terrorista.

Francia se encuentra en estado de emergencia desde que ataques de yihadistas en París que dejaron 130 muertos en 2015.

«Escuché los disparos»

Los primeros reportes indican que se escucharon disparos seguidos de escenas de pánico en uno de los lugares turísticos más populares de la capital francesa.

La policía ha pedido a la gente que se mantenga alejada de la zona de Notre Dame y, según Hugh Schofield, periodista de la BBC en París, la explanada frente a la catedral fue evacuada y cerrada de inmediato.

Unas 900 personas se encuentran todavía en la catedral esperando autorización para salir.

Entre el público que se encontraba en el lugar en el momento del ataque se encuentra Nancy Soderberg, quien fuera asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton y ex embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas.

«Encerrados dentro de la catedral Notre Dame en París mientras la policía investiga un ataque afuera contra un policía. Todos calmados», tuiteó Soderberg junto a una foto donde se ven decenas de personas sentadas en los bancos de la iglesia con las manos en alto.

Kellyn Gorman, un turista estadounidense que se encontraba en el lugar, contó: «Estaba por entrar (a la catedral) cuando escuché los disparos. Me di vuelta y vi al atacante en el suelo, en el lugar donde le habían disparado».

«Fue todo muy seguro, muy contenido rápidamente«, agregó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído