FÚTBOL

Copa América Brasil 2019: Perú derrota a Uruguay en penales y jugará el «clásico del Pacífico» contra Chile

Copa América Brasil 2019: Perú derrota a Uruguay en penales y jugará el "clásico del Pacífico" contra Chile

Los goles no han sido los protagonistas en la Copa América Brasil 2019.

Cuatro partidos y apenas dos goles, es la estadística que deja claro que, por ejemplo, los porteros han tenido un mejor desempeño que los delanteros.

Este sábado 29 de junio de 2019 fue el turno de Uruguay y Perú, que en un partido sufrido y cerrado empataron a cero.

Y al final los peruanos, con el gran trabajo de su guardameta Pedro Gallese, se clasificaron en los penales.

Perú se enfrentará a Chile el miércoles en semifinales. Quien gane jugará en la final con el vencedor del Brasil-Argentina del próximo martes.

Al igual que el Brasil-Paraguay y el Colombia-Chile, este Uruguay-Perú empezó con acciones ofensivas de ida y vuelta y flujo de balón, pero terminó siendo un partido cerrado y monótono.

Queda abierta la pregunta, entonces, de si el VAR está resolviendo las injusticias del fútbol, o simplemente volviéndolo aburrido, aunque en nombre de la diversión, es injusto que los equipos más ofensivos se beneficien del incumpliento de la norma del fuera de juego en jugadas muy cerradas.

Teniendo claro lo anterior, hay que decir que en 360 minutos de cuartos de final solo hubo dos goles, en el Argentina-Venezuela, uno de los cuales fue un error del arquero venezolano Wuilker Faríñez.

¿Es el VAR o que las selecciones no toman riesgos?

Como pasó en otros dos de los cuatro partidos de esta fase, en el Uruguay-Perú, más que el fútbol, el sistema de videoarbitraje fue el protagonista, que esta ocasión anuló dos goles de Uruguay por fueras de lugar milimétricos.

El fútbol sudamericano es particularmente parejo y sufrido, características que suelen dejar resultados ajustados y bajitos en goles.

Hay quienes dicen, por ejemplo, que las clasificaciones sudamericanas al Mundial son incluso más difíciles que el Mundial mismo.

Eso pudo haberse demostrado en estos cuartos de final, marcados por partidos trancados y tácticos donde los equipos estaban más ocupados en no perder que en ganar.

Pero también hay quienes están atribuyendo esta falta de emociones, escasez de goles y espectáculo interrumpido al VAR.

Porque más allá de si las decisiones arbitrales basadas en la tecnología fueron acertadas, en esta Copa América ha quedado claro que el sistema del VAR no termina de inventarse.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído