EL JUICIO CONTRA "EL CHAPO" GUZMÁN EN ESTADOS UNIDOS

Exsocia de “El Chapo” lo traicionó en la Corte: “Yo admiraba a Joaquín… pero intentó matarme”

Andrea Vélez aceptó ayudar al FBI a cambio de $290,000 dólares y entrar al programa de protección de testigos.

Exsocia de “El Chapo” lo traicionó en la Corte: “Yo admiraba a Joaquín… pero intentó matarme”

Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera no esperaba la última estocada que le prapararon los fiscales federales. El capo estaba más ocupado intentando no mirar a Emma Coronel.

Pero allí entro en acción Andrea Vélez, quien era un importante contacto del Cártel de Sinaloa en la Ciudad de México.

La colombiana fue parte de la lista de cooperantes contra “El Chapo”, que aceptó ayudar al FBI a cambio de $290,000 dólares, la visa F (que se otorga a testigos cooperantes) y la reubicación en Estados Unidos, además de la promesa de recibir una sentencia sin pisar la prisión.

“Gracias al Gobierno de los Estados Unidos porque lideraron la investigación y me rescataron, literalmente, del Infierno”, dijo Vélez, quien fue asistente personal de Alex Cifuentes-Villa, uno de los exsocios colombianos más importantes de Guzmán Loera en el tráfico de drogas. Incluso hay una foto de los tres en las montañas de Sinaloa, cuando todo parecía felicidad para el grupo criminal.

“El señor Guzmán trató de matarme y ahora tengo la oportunidad de decir la verdad”, expresó la colombiana vestida con un traje sastre negro, luciendo cabello con varios tonos rubios, similar al que lució en esta ocasión Emma Coronel, esposa de Guzmán Loera. “Tengo pesadillas de cuando Guzmán me usó de carnada para secuestrar a un militar en Ecuador”.

Agregó que en aquella ocasión un comando armado llevaba AK-47. También contó que un grupo de policías federales intentaron matarla en la Ciudad de México, luego de que Guzmán Loera había ofrecido un millón de dólares para terminar con su vida.

“Yo admiraba a Joaquín… trabajé en el proyecto de su película… Lo llegué a ver como una persona buena, amable. Cuando lo conocí le vi carisma”, expresó. “Sentí que era parte de mi familia y que nada podría pasarme”.

Sin precisar las razones por las cuales Guzmán Loera quería asesinarla, Vélez selañó que fue advertida por líderes de la organización criminal que no podría salir tan fácil. Durante el juicio se reveló que “El Chapo” sospechaba de que ella había traicionado a la organización criminal, por lo cual quería terminar con su vida.

“Me recordaron que si me alejaba lo haría en una bolsa de plástico y con los pies por delante. Confieso que pagué un alto precio. Mis sueños de grandeza me hicieron perder a mi familia, a mis amigos”, leyó la colombiana y soltó en llantó: “Me convertí en una sombra de mí”.

Justificó que aceptó ayudar a las autoridades estadounidenses contra Guzmán Loera para tener una nueva oportunidad en su vida.

“Nunca es tarde para pedir perdón”, expresó. “Tiene dos hijas a las que no les gustaría que les pasara lo que a mí”.

Cuando dijo esa frase, Emma Coronel miró a una de sus acompañantes, quien hizo una mueca de desaprobación.

Vélez dijo que deseaba cerrar este capítulo en su vida, de poder haber llegado con vida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído