CRIMEN EN ESTADOS UNIDOS

Descuartizamientos y asesinatos atroces: Vuelve el crimen a Los Ángeles y acusan a la Mara Salvatrucha

Descuartizamientos y asesinatos atroces: Vuelve el crimen a Los Ángeles y acusan a la Mara Salvatrucha
Mara Salvatrucha en EEUU PDA

Una serie de asesinatos de víctimas masacradas y descuartizadas con machetes dados a conocer el pasado 16 julio por las autoridades federales de Estados Unidos dieron la señal de alerta.

Fue señalado un grupo de pandilleros por la comisión de los brutales delitos.

En una ocasión, indica el documento judicial, una víctima de una pandilla enemiga fue secuestrada, ahogada y trasladada al bosque, donde la descuartizaron con un machete y arrojaron sus restos en un despeñadero, tras extraerle el corazón.

Los Angeles sufre así una tipología criminal que no se veía «hacía más de 20 años», según Nick Hanna, el fiscal general de Estados Unidos para el distrito centro de California, quien acusó a la pandilla Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, de cometer tales delitos.

El fiscal general del Departamento de Justicia para el distrito central de California, Nick Hanna.

Los fiscales federales señalan a 22 supuestos pandilleros, la mayoría por haber asesinado a siete personas en los últimos dos años. Todos permanecen bajo custodia.

La extensa acusación, producto de una investigación de un año por parte de agencias estatales y federales, enumera otros delitos como vandalismo, tráfico de drogas y crimen organizado.

Algunos de los sospechosos aparecen en el documento con apodos como «Desquiciado», «Desastre» o «Bala».

La acusación señala que «pandilleros jóvenes» exigieron a quienes quisieran entrar en la pandilla, «matar a un rival de MS-13 o a alguien percibido como un adversario».

Además de resaltar la brutalidad de los actos, los funcionarios señalaron a los acusados como miembros de la «clica» Fulton, la unidad «más grande y violenta» de la MS-13 que opera en la ciudad, y que ha visto recientemente «un aumento» de miembros y de víctimas «con el flujo de jóvenes inmigrantes provenientes de Centroamérica».

El prototipo establecido por Trump

Entre los 22 acusados, 19 son inmigrantes indocumentados de entre 19 y 24 años de edad que llegaron a Estados Unidos en los últimos 3 o 4 años, le dijo a BBC Mundo Thom Mrozek, portavoz del Fiscal General del Departamento de Justicia para el distrito centro de California.

La mayoría de las víctimas, seis de ellas, eran también inmigrantes jóvenes que vivían en el país hacía pocos años.

Una de ellas, la que fue asesinada en marzo del año pasado en el Bosque Nacional de Los Ángeles, era un supuesto rival perseguido por haber tachado un grafiti de la MS-13.

Otra de las víctimas fue un hombre en situación de calle que vivía en un parque «controlado por la pandilla», señala la acusación.

«Estos jóvenes quieren restablecer los niveles extremos de violencia de la Mara Salvatrucha que vimos en Los Ángeles a principios de 1990», señaló Mrozek.

La MS-13 fue integrada en EE.UU. en la década de 1980 mayoritariamente por salvadoreños, descendientes de estos y otros inmigrantes fundamentalmente de Guatemala y Honduras.

Un joven señalado como miembro de la MS

De acuerdo con el funcionario, los asesinatos con machetes «empezaron apenas hace dos años» en Los Ángeles, algo que no documentaban desde hace más de dos décadas.

Que en el pasado hubiera menos delitos tan brutales como los de ahora se debe, indicó Mrozek, a que la Mafia Mexicana ejercía control durante décadas sobre las pandillas de origen latino en la mitad del sur de California, entre ellas la MS-13.

Antecedente

La investigación indica que los acusados están asociados no solo con la clica Fulton, sino con un subgrupo de la pandilla llamado «503», conocido por «adherirse a las raíces violentas de la MS-13 y al nacionalismo salvadoreño».

La subdivisión «503» —se llama así por el código telefónico de El Salvador, explica la acusación— fue conformada en 2015 tras el fin de una tregua firmada en El Salvador tres años antes entre las principales pandillas, Mara Salvatrucha y Barrio 18, y el gobierno.

Se le considera una rama disidente de la Mara Salvatrucha que en 2017 negoció con el gobierno salvadoreño fracturar la pandilla a cambio de que sus líderes fuesen trasladados de penales de máxima seguridad a cárceles comunes, según reportó entonces el medio especializado en el tema El Faro, de El Salvador.

«La MS-503 es una facción mínima y artificial, que nunca tuvo poder en las calles, que es donde las pandillas se miden», le dijo a BBC Mundo Roberto Valencia, periodista de El Faro.

Según la acusación de las autoridades estadounidenses, los miembros salvadoreños de la MS-13 que han llegado en años recientes a Los Ángeles se identifican a menudo con el grupo «503».

Aunque los asesinatos con machetes son señalados como una novedad en Los Ángeles, homicidios de esta crudeza han sido atribuidos a la MS-13 en años recientes en la costa este de EE.UU., en estados como Nueva York y Massachusetts.

 

 

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído