ESTADOS UNIDOS

Estudiantes del instituto se declararon culpables por echar sus primeros gametos en la comida de la maestra

Estudiantes del instituto se declararon culpables por echar sus primeros gametos en la comida de la maestra
EEUU

La crueldad de los estudiantes no tiene límites y muchas veces son los propios maestros o preofesores los que reciben el jarabe de la adolescencia.

Eso le sucedio a una maestra de la secundaria Olentangy Hyatts, en el condado de Delaware, EEUU. Sin embargo, tras los hechos ocurridos en el mayo de este año, dos de los ocho estudiantes que participaron en la contaminación con semen de la comida de la maestra admitieron ser responsables por lo acontecido.

Los responsables, ambos en octavo grado al momento del hecho, deberán cumplir entre 30 a 90 días en un centro de detención juvenil.

Los adolescentes además deberán cumplir con 100 horas de trabajo comunitario, entre otras disposiciones.

El primer alumno que apareció en una audiencia judicial dijo que sacó la idea de un video en YouTube.

“Estaba en YouTube y vi un video de un tipo que estaba poniendo semen en comida y sirviéndola”, dijo el adolescente, ahora con 15 años.

“Dije que sería una idea divertida, una broma divertida. Se los dije a mis compañeros y ellos pensaron que era gracioso. Se rieron. Así que lo hicimos. Y fue el 16 de mayo. Yo llevé la bolsa con semen a la escuela, y justo antes de que estuviéramos a punto de presentar nuestra comida que íbamos a mostrar a la clase, lo puse en la comida”.

La profesora ingirió la comida en un concurso estudiantil de cocina. Los estudiantes grabaron la escena y la compartieron en redes a modo de burla.

Pasado el evento, la maestra se enteró de la repudiable acción.

Yo me senté en la oficina del principal estupefacta por el hecho de que alguien pudiera pensar hacer algo así. Yo no tenía una respuesta, no había palabras para expresar cómo me sentía. Solo me quedé sentada en ‘shock’. ¿Por qué esto pasó?, ¿por qué me seleccionaron? Me sentí perseguida, violada”, expuso la maestra en corte según citada por WBNS.

La educadora tuvo que ser sometida a exámenes para descartar enfermedades de transmisión sexual.

El alumno antes citado fue suspendido por 10 días de la escuela y expulsado por otros 80.

Mientras que el segundo que se declaró culpable, de 15 años, fue suspendido por cinco días.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído