LA CRISIS DE LA VENEZUELA CHAVISTA EN LA ASAMBLEA GENERAL ONU

The New York Times: La dura crítica de Donald Trump contra Europa por su «respuesta floja» ante la dictadura de Nicolás Maduro

The New York Times: La dura crítica de Donald Trump contra Europa por su "respuesta floja" ante la dictadura de Nicolás Maduro
La crisis humanitaria en Venezuela mientras la dictadura chavista permanece en el poder

El diario estadounidense The New York Times ha hecho público que el gobierno de los Estados Unidos ha señalado a Europa por no dar una respuesta clara que permita acabar con la dictadura que ejerce Nicolás Maduro en Venezuela, así como con la crisis humanitaria de venezolanos y que afecta principalmente a Suramérica.

Según señala la periodista Lara Jakes, el gobierno de Trump inició una fuerte crítica a lo que describió como una respuesta floja de Europa a la crisis en Venezuela, revitalizando peticiones para sanciones más severas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y más ayuda para los refugiados.

La crítica, realizada mientras los líderes llegaban a la Asamblea General de las Naciones Unidas, buscaba revitalizar el apoyo mundial a los líderes de la oposición venezolana, quienes desde enero han intentado sacar a Maduro del poder.

Muchos funcionarios europeos estuvieron de acuerdo en que se debe hacer mucho más para ayudar a los casi siete millones de venezolanos que necesitan urgentemente alimento, agua potable y suministros médicos. Sin embargo, se quedaron muy cortos a la hora de apoyar nuevas sanciones contra Maduro y sus partidarios, incluyendo algunos que tienen bienes en Europa.

El número de refugiados que huyen de Venezuela —el cual se espera llegue a cinco millones para finales de 2019— “es aterrador”. Así lo expresó la diplomática de la Unión Europea Edita Hrda, en un foro del Atlantic Council en Nueva York. Hrda afirmó que la atención a Venezuela se ha limitado en gran medida al hemisferio occidental y señaló que uno de los objetivos de una conferencia en Bruselas a realizarse a finales de octubre será la planificación para ampliar ese apoyo.

El presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

Eso motivó una respuesta de John Barsa, quien supervisa la ayuda a Venezuela de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés). Barsa relató haber conocido el mes pasado en un pueblo fronterizo colombiano, a una mujer venezolana embarazada que necesitaba asistencia.

“Lo primero que me dijo no fue: ‘¿Cómo va la planificación de la conferencia?’”, afirmó.

Barsa comentó que el hemisferio occidental “nunca ha visto la miseria humana a un nivel tan abrumador. La comunidad internacional no puede hacerse de la vista gorda con esta tragedia humanitaria”.

Horas después, diplomáticos de alto nivel de Estados Unidos y América Latina votaron por iniciar un proceso jurídico, basado en el pacto interamericano de defensa mutua denominado Tratado de Río, para imponer sanciones regionales adicionales contra la presidencia de Maduro. A principios de este mes, el gobierno de Trump respaldó el uso del Tratado de Río. La última vez que fue invocado fue tras los ataques terroristas del 11 de septiembre.

De las 19 naciones firmantes del tratado, 16 votaron a favor de investigar extensamente y sancionar a individuos conectados al gobierno de Maduro acusados de lavado de dinero, narcotráfico, terrorismo y delincuencia organizada transnacional.

El dictador Nicolás Maduro.

Uruguay votó contra la medida, Trinidad y Tobago se abstuvo y Cuba no estuvo presente.

“Tenemos claro que las situaciones especiales requieren respuestas especiales”, afirmó Ernesto Araújo, ministro de Relaciones Exteriores de Brasil. Según Araújo, la crisis en Venezuela “incluye componentes claros y crecientes que amenazan la paz y la seguridad de nuestra región”.

El tratado permite que se aplique presión diplomática adicional y sanciones económicas en contra de quienes se consideren infractores, como aquellos implicados en el crimen organizado. También deja abierta la posibilidad de una respuesta militar, aunque funcionarios estadounidenses sostienen que eso no está contemplado en la actualidad.

El diplomático español Juan Pablo de Laiglesia afirmó que Europa seguía considerando emitir nuevas sanciones contra Venezuela a causa de las violaciones a los derechos humanos por la muerte del capitán de la Armada, cuyos abogados acusan al gobierno de haberlo torturado.

Con respecto a mayores sanciones contra los funcionarios de Maduro y sus activos en Europa, de Laiglesia afirmó que “dependerá de cómo evolucione la situación”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído