LOS TENTÁCULOS DEL CHAVISMO

Rafael Correa admite ser un asalariado del dictador Nicolás Maduro: «Es público y notorio, hacemos consultoría»

Rafael Correa concedió una entrevista al periódico Español "El Mundo", donde admitió que aunque vive en Bruselas, trabaja como asesor del régimen venezolano.

Rafael Correa admite ser un asalariado del dictador Nicolás Maduro: "Es público y notorio, hacemos consultoría"

Dios los hace y el diablo los junta dice el refrán.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, finalmente advirtió que mantiene vínculos con el régimen chavista. Así lo ha dicho sin ningún tipo de vergüenza en una entrevista que concedió para el diario español El Mundo.

«Trabajo en Russia Today, es público y notorio que estuve en Venezuela. Hay fotos, vídeos, salió la entrevista que le hice hace un mes a Maduro. Me quedé como una semana porque falló una reunión. Hacemos consultoría para el Gobierno de Venezuela, expuse mis propuestas».

Sin embargo, en cuanto a su vinculación con las protestas, Correa lo niega todo, «casi no hablo por teléfono con Ecuador. Sí hay mucho intercambio en redes con múltiples sectores», sin embargo si admite que quiere pescar en rio revuelto, «somos los únicos que proponemos una salida democrática y constitucional… que el pueblo decida en las urnas, pero ellos saben que van a ser barridos y tienen terror a la democracia».

Lo más impresionante, es que el asesor de la dictadura chavista se muestra como víctima de los 29 casos de corupción por los cuales esta señalado, eso sí, no entra en detalles ni menciona la palabra prohibida «Odebrecht».

«Quería volver a la academia, darle años de paz a mi familia. Salí con un 70% de popularidad y ni una infracción de tránsito. Pero desde que Moreno dijo que esperaba verme pronto preso, empezaron a caerme juicios, y tengo 29. Ni Al Capone, Pinochet y el Chapo Guzmán juntos».

Allí encontró su justificación perfecta para intentar regresar por todo lo alto a la política de su país, como si se tratara de una fórmula que le ayudara a evitar la cárcel, «tengo que defenderme y para eso tengo que volver a la política. Ellos son los que me obligan a regresar, hasta en eso son torpes».

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído