EL PROGRAMA DE LASEXTA ENTREVISTA AL EXPRESIDENTE BOLIVIANO

El ‘masaje’ de Gonzo y ‘Salvados’ a Evo Morales: ni una pregunta del tema que le podría llevar a la cárcel

La división social en Bolivia fue el tema principal que trató 'laSexta' este 1 de diciembre

Volvió Salvados, el programa ahora dirigido por Gonzo ofreció una mirada acerca de la actual situación política y social de Bolivia tras la salida del poder de Evo Morales, y si algo se pudo observar en el programa es la división de la sociedad en ese país, eso mostraron al hablar de «las dos Bolivias».

En el programa transmitido por laSexta este domingo 1 de diciembre fue entrevistado Evo Morales, quien sigue denunciando que hubo un golpe de Estado en su contra, pero también Carlos Mesa, candidato opositor y víctima del fraude electoral denunciado por la Organización de Estados Americanos.

Sin embargo, desde la renuncia de Evo Morales el pasado 11 de noviembre el tema del golpe de Estado y el fraude electoral parecen estar muy tratados, ya la sociedad boliviana avanza para unas próximas elecciones que se llevarán a cabo entre los meses de marzo y abril del 2020.

Ahora bien, el principal tema que ahora mismo persigue a Evo Morales es su relación con el narcotráfico gracias a la producción de coca, precisamente ese tema no fue tratado por Gonzo, no se atrevió a tocarlo, se desconoce si fue un veto de el exmandatario o que el equipo de Salvados lo haya desestimado. El periodista español tuvo la oportunidad perfecta para indagar al respecto y eso no se vio.

Son muchos los informes que se pueden leer informes acerca de la relevancia de la Bolivia de Evo Morales como eje central para la producción de drogas en América Latina, y su posterior distribución en Estados Unidos y Europa, uno de ellos fue publicado en 2014 por Insight Crime, y expresa:

Hoy en día Bolivia está literalmente en el corazón del comercio de narcóticos ilegales de Suramérica. Si a esto le sumamos el hecho de que Bolivia también produce su propia cocaína, encontramos que existe una diversidad de oportunidades criminales.

En un artículo para Infobae, Carlos Sánchez, Director del Interamerican Institute for Democracy, afirmó que las vinculaciones de Bolivia con el narco no se trata de un caso aislado, sino de una política de Estado a partir de la llegada de Evo Morales, «la carrera política de Morales está caracterizada por la violenta defensa de los cultivos ilegales de coca, convirtiendo en movilización política a productores de coca y de pasta base de cocaína del «Chapare», zona tropical del Departamento de Cochabamba», y afirma que «hoy en Bolivia hay cerca de 60.000 hectáreas de cocales ilegales y adicionalmente Morales ha promulgado una ley que aumenta los cultivos de coca legal de 12.000 a 22.000 hectáreas, cuando informes de la ONU y de la Unión Europea certifican que Bolivia solo necesita 6.000 hectáreas de coca para consumo legal».

Lo más alarmante de la relación de Evo Morales con la industria narco han sido las recientes denuncias llevadas a cabo por le gobierno interino en Bolivia, que afirman que los hijos del narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán estuvieron en el país y contaban con credenciales del Congreso.

Dicha información fue confirmada por el director nacional de Migración de Bolivia, Marcel Rivas.

“Por supuesto (que entraron a Bolivia). El problema es que eso nunca se detectó, que esos documentos eran falsos por el mismo problema, nuestro sistema de control migratorio no estaba conectado al sistema de la Interpol”.

El periódico Página Siete informó en noviembre que, el ministro de Gobierno habló sobre el hallazgo de permisos de ingreso al Parlamento. “El otro día hemos encontrado credenciales de la Asamblea Legislativa Plurinacional a nombre del hijo del ‘Chapo’ Guzmán”, expresó Murillo; y agregó que Iván Archivaldo Guzmán Salazar estuvo en Bolivia y tuvo una credencial provisional de ingreso a la Asamblea Legislativa Plurinacional en 2016.

El periodista peruano Jaime Bayly fue más allá, y en su programa que se emite desde Estados Unidos afirmó que el expresidente boliviano utilizó al Estado boliviano para producir droga que posteriormente vendía al Cártel de Sinaloa. y afirmó que «el 94% de toda la coca que se sembraba, se procesaba y convertía en cocaína ahí mismo, en laboratorios que Evo Morales mandó construir con dinero de los bolivianos. Y vendía esa cocaína a los mexicanos, principalmente al Cartel de Sinaloa».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído