¿USO DEL GOBIERNO Y LAS INSTITUCIONES COMO ARMA POLÍTICA CONTRA EL DERECHO AL HONOR?

VOX podría sentar a Fernando Grande-Marlaska en el banquillo de los acusados

La acusación de Grande-Marlaska contra Vox tras la explosión de la granada en el centro de menores en Hortaleza sienta un grave precedente.

VOX podría sentar a Fernando Grande-Marlaska en el banquillo de los acusados
Santiago Abascal y Fernando Grande-Marlaska.

El Gobierno en funciones socialista no pierde oportunidad para hacer populismo, pero más allá de un tema meramente político, el asunto se está tornando delicado.

El pasado 4 de diciembre el ministro del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, apuntó al «discurso del odio» como causa del ataque a un centro de menores en Madrid, donde los especialistas antiexplosivos tuvieron que intervenir para desactivar una granada lanzada contra el recinto.

El mensaje tenía un claro destinatario, acusar a Vox porque el partido ha sido crítico respecto del «buenismo» del gobierno de Sánchez con los Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) y los efectos que causa un centro de Primera Acogida (para toda la infancia madrileña entre 15 y 17 años con problemática de riesgo de exclusión) ubicado el barrio de Hortaleza (Madrid).

Al menos así lo ha entendido el propio presidente del partido señalado, Santiago Abascal, quien ha comentado en un programa de la televisión española que se esté intentando «demonizar» a su partido, y aunque VOX no fue mencionado explícitamente, ha dicho: «No hace falta que nos cite directamente para que nos demos por aludidos».

Durante la campaña electoral para las elecciones generales del 10N, Vox consiguió en distintas ocasiones mantener el tema de los menores no acompañados en la palestra, producto de la inseguridad que estarían generando en Madrid.

«Yo vivo en un barrio popular de Madrid, Hortaleza, y cada vez que salgo a la calle, y ahí hay un centro de menas, me encuentro con mujeres que me vienen a contar que los policías les dicen que no salgan con joyas a la calle», dijo Abascal en durante el debate electoral.

La acusación del ministro español genera más preocupación cuando desde el partido Unidas Podemos, próximos aliados de gobierno de Pedro Sánchez, también atacaron al partido liderado por Santiago Abascal, dejando claro que entienden perfectamente el mensaje de Grande-Marlaska, «No solo es Vox el que está envenenando nuestra sociedad con un discurso de odio sobre los centros de menores», afirmó Juanma del Olmo, que también responsabilizó a los medios de comunicación por «lanzar fake news cada día que poco a poco envenenan a la gente».

Ahora bien, la pregunta clave es, ¿Qué pruebas tiene el ministro de Interior de España para hacer tal afirmación? Hasta ahora no aportado ninguna, y según el CPA Hortaleza, hasta este momento «no hay ninguna información más».

Sin embargo, desde VOX ya vislumbran un patrón, no es la primera vez que Grande-Marlaska utiliza la investidura de su cargo para despachar acusaciones de manera infundada contra adversarios políticos, y eso lo ha advertido el eurodiputado Hermann Tertsch, quien afirmó en su cuenta de Twitter, que «un ministro del Interior que acusa sin pruebas y agita el odio contra un rival político es propio de la república española o de la narcodictadura venezolana. No de la Unión Europea«.

Por ahora la Red de Inmigración y Ayuda al Refugiado anunció que se personará judicialmente para reclamar una investigación completa de lo sucedido y conseguir que se castigue a los responsables, de los que por el momento no se conoce su identidad, a pesar de lo afirmado por el ministro del Interior de España.

Según abogados consultados por Periodista Digital, que prefieren mantener su nombre en el anonimato, Vox podría llevar a Fernando Grande-Marlaska ante la Justicia, ya que «las personas jurídicas también tienen derecho al honor (partidos políticos incluidos), y se  puede condenar civilmente a una persona lesionarlo».

Sin embargo, no es un caso sencillo debido a que el actual Ministro de Interior de Pedro Sánchez no hizo mención explícita del partido en cuestión, sino que solo hizo alusión al «discurso de odio», aunque luego las réplicas de otros actores políticos, medios de comunicación, y ciudadanos en las redes sociales entendieron con meridiana claridad que Grande-Marlaska se refería a Vox.

Pese a esto, el letrado consultado por Periodista Digital mantiene el criterio de que «Vox sí podría emprender acciones legales contra Marlaska» pero duda que «tuviesen ningún recorrido»

Periodista Digital contactó a VOX para conocer si tiene intención de proceder legalmente contra el actual ministro de Interior español, sin obtener respuesta inmediata al respecto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído