LA SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA CON LA DIPUTADA DE COALICIÓN CANARIA

La tensa reacción de la diputada Ana Oramas con PD: «No me lleve al debate que le interesa»

La reacción de la diputada española al hablar de sanciones particulares a empresarios chavistas

Hace algunos días la diputada al Congreso de los Diputadosl Ana Oramas, concedió una entrevista a Periodista Digital América, en la cual dejó claro que personalmente no apoyaría un gobierno de coalición entre el Partido Socialista, Unidas Podemos, Bildu y Esquerra.

Este 23 de diciembre, desde PDAmerica publicamos la segunda parte de la entrevista, en la cual la diputada por Coalición Canarias abordó la situación de América Latina, dejando ver que no tiene ninguna predilección por regímenes populistas ni por dictaduras, «sean de izquierda o de derecha» y que la prioridad de su partido es la situación de su gente.

“La diferencia de Coalición Canaria y las demás fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados es que la prioridad para el resto de este país es el tema político, para Coalición Canaria hay un problema de fondo político muy importante en el que hemos condenado las cuestiones, pero nuestra prioridad es la situación de nuestra gente, hay más de 100 mil canarios en Venezuela, hay 4.000 personas todavía de primera generación en Cuba, la mayoría de más de 75 años, tenemos oficinas del gobierno de Canarias en los dos sitios, tenemos consultorios médicos por Venezuela… hemos reclamado al gobierno de España que no se cobrara la emisión de los pasaportes en la embajada (española) en Caracas”.

Respecto de la crisis en Venezuela, dejó claro que son partidarios de que se realicen unas «elecciones que permitan una democracia absoluta», para que sea el pueblo venezolano el que pueda «decidir quien gobierna».

“Nosotros los de Coalición Canaria lo que creemos es que tiene una posición común Europea, fuerte, con influencia para poder presionar al gobierno de Venezuela, pero eso no puede implicar un agotamiento en lo que son las ayudas (humanitarias) para paliar la situación insostenible que tienen”.

Y aunque demostró no querer inmiscuirse en algunos temas, como la posición de Josep Borrell respecto de la fórmula europea para salir del dictador Nicolás Maduro, en cambio sí se mostró partidaria de que a estos países siempre llegue la ayuda humanitaria.

“Los Coalición Canaria creemos que tiene que haber una posición común Europea, fuerte, con influencia para poder presionar al gobierno de Venezuela, pero eso no puede implicar un agotamiento en lo que son las ayudas (humanitarias) para paliar la situación insostenible que tienen”.

Pero opinó que «el boicot de Estados Unidos a no sirvió de nada durante 40 años» y destacó la relación del pueblo cubano con el canario, «el pueblo cubano, en el que tengo tanta gente y tantos amigos, es un pueblo recio que ha pasado momentos de dificultad».

«En Canarias un cubano o un venezolano es gente de la tierra, son más gente de la tierra incluso que a lo mejor algunas personas que vienen de la península, porque tienen nuestra misma cultura, nuestra misma forma de ser, nuestro mismo concepto de la familia, y a los canarios en Venezuela no se les considera españoles sino isleños, gente que se fue con 14 añitos, solitos y desembarcó en Vargas con papelito y una dirección”.

Al momento de abordar las protestas en América Latina, la diputada quiso diferenciar a Luiz Inacio Lula Da Silva del resto del dictador Nicolás Maduro y de los expresidentes latinoamericanos como Evo Morales o Rafael Correa.

Yo no llamaría al señor Maduro socialista, ni al señor Correa ni al señor Evo Morales, ellos se definirán (como socialistas) pero yo creo que hay una Internacional Socialista.

donde no están ellos, una cosa es ser de izquierda y ser socialistas y otra ser pequeños dictadores y pequeños populistas que no han sabido gestionar sus países, donde se aprovecharon en determinados momentos de las diferencias sociales, de esa pobreza que había y no se supo luchar sin usar un populismo y llevara a la ruina un país.

Y posteriormente afirmó, “Yo no soy experta en América Latina, usted está haciendo calificativos que yo no le comparto, yo no creo que el señor Lula sea de extrema izquierda, es mi opinión, le respeto la suya, se vinculan unos sí, otros no, eso es opinión suya, yo no voy a entrar en profundidad en política internacional de América Latina, primero porque soy respetuosa y segunda porque tengo un cargo de responsabilidad«.

El momento tenso de la entrevista llegó cuando la diputada manifestó con vehemencia estar contra de establecer medidas especiales para delimitar la entrada en España de capitales vinculados con la corrupción en Venezuela y en América Latina, en caso de que esto no sea fruto de una investigación judicial o por solicitud de organismos internacionales como Interpol.

«Esto es una democracia, aquí tenemos un Tribunal Supremo, una Audiencia Nacional, hay una Interpol, hay un Tribunal de Estrasburgo y hay tribunales penales internacionales, ¿vamos a ser nosotros los que acusamos a los otros? yo estoy en una democracia y en este país se ha aceptado órdenes de captura de tribunales».

Al argumentar que, como es conocido, Maduro no emitirá órdenes de captura en contra de empresarios chavistas, la experimentada diputada respondió marcando la raya y expresó que «ese es un problema de usted (Venezuela) y además zanjó, “No, usted no me lleve al debate que a usted le interesa, el gobierno español tendrá que actuar vía denuncia de organismos internacional, no de gente que dice en un periódico no se qué o no se cuanto, actuará la Fiscalía, actuará la Policía».

 

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído