ESTÁ TOTALMENTE INTEGRADA LA ULTRAIZQUIERDA ESPAÑOLA CON LOS GOBIERNOS LATINOAMERICANOS

Por qué Monedero y la extrema izquierda no se desvinculan de sus narcoestados aliados

Por qué Monedero y la extrema izquierda no se desvinculan de sus narcoestados aliados
Maduro y Monedero

El pasado mes de septiembre de 2019 la justicia norteamericana envió un informe a la Audiencia Nacional, a través de este la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) detalló que en el año 2005 el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó a Hugo Carvajal y otros agentes de la inteligencia venezolana, prófugo de la justicia española, «combatir a EEUU inundándolo de cocaína».

También se conoce que los vínculos de la extrema izquierda española con gobiernos latinoamericanos van mucho más allá que una simple simpatía ideológica, es conocido que Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón y el propio Pablo Iglesias han recorrido el nuevo continente dando asesorías y ganando mucho dinero.

Pero no solo en Venezuela, recientemente se dio a conocer que el gobierno de Bolivia está investigando a la consultora Neurona, de la cual se ha afirmado que Juan Carlos Monedero es uno de sus directores y a través de la cual se impulsa la imagen de sus clientes (políticos de extrema izquierda en la región).

Uno de los trabajos de Neurona ha sido lavar la imagen del dictador Nicolás Maduro, posicionándolo como el «hijo garante de Chávez, defensor de la justicia social y unificador de los procesos revolucionarios», pero esto lo hacen a través de una red de medios “fakes”, según desveló El Confidencial.

Ahora bien, tomando en cuenta el nivel de integración de esta extrema izquierda en gobiernos de izquierda y que los une el vínculo antiimperialista, ¿hasta donde puede llegar el límite en la relación de Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y compañía, respecto de las ilegalidades que comete el régimen venezolano a través del narcotráfico para atacar a EEUU?

La opinión del periodista Luca Costantini

Periodista Digital preguntó al periodista Luca Costantini, acerca de la probabilidad de que Monedero y otros dirigentes de la izquierda radical en España tuviesen conocimiento de estos vínculos de sus socios latinoamericanos con el narcotráfico, al respecto el autor del libro: “Aquí mando yo: Historia íntima de Podemos”, comentó a Periodista Digital América lo siguiente:

“Para ese tipo de izquierda, que además está más fuerte en España que en otros países europeos, es cierto que Estados Unidos es un enemigo a todos los niveles, cultural, histórico, económico… entonces claro, la idea del mal menor, si para derrocar al imperialismo pues ‘tengo que ser algo complaciente con determinadas dinámicas’, quizás sí que lo pueden asumir, el propio Errejon dijo en una entrevista que en Venezuela la gente comía tres veces y luego tuvo que tragarse sus palabras”.

Aunque luego matizó, afirmando que por muy radicales que sean, estos políticos tienden a moderarse producto del “consenso democrático” que se impone.

“Aunque estos personajes, estas figuras políticas son muy radicales y hayan dicho cosas bastantes fuertes, yo creo que de alguna manera hay un consenso democrático presente que les lleva también a bajar el nivel”.

Los Zetas con Venezuela y el Cártel de Sinaloa con Bolivia

El pasado mes de agosto, el Servicio de Migración y Control de Aduanas de los Estados Unidos emitió una alerta internacional señalando al exvicepresidente venezolano Tareck El Aissami, actual ministro de Industrias y Producción Nacional, como uno de los 10 hombres más buscados, pero ya había sido sancionado e incluido en la lista negra de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC) desde 2017 por presuntos vínculos con el cártel mexicano de Los Zetas y con el narcotraficante Walid Makled, detenido en Venezuela, pero solicitado por EEUU.

Igualmente, Evo Morales, ha sido señalado por sus nexos con grupos de narcotráfico mexicanos, uno de ellos el Cártel de Sinaloa, destacando la visita de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán al Congreso de Bolivia y por la cual recibieron acreditaciones.

A pesar de esto, los líderes de Unidas Podemos, así como del Partido Comunista Español, se mantienen leales al dictador Nicolás Maduro, señalando al imperialismo como responsable de todos los males que aquejan a los países gobernados por la izquierda en América Latina, pero sin desmarcarse en ningún contexto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído