Expertos de la NASA y el inicio de la excavación dan optimismo al rescate de los mineros

Expertos de la NASA y el inicio de la excavación dan optimismo al rescate de los mineros
. EFE/Archivo

El rescate de los 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad desde el pasado 5 de agosto en el norte de Chile entró hoy en una fase de optimismo con la llegada de expertos de la NASA y el avance de la perforación para evacuar a los trabajadores.

Los expertos estadounidenses asesorarán a las autoridades chilenas en el apoyo a los mineros, por su experiencia en el tratamiento de personas que deben permanecer períodos prolongados en ambientes hostiles y aislados.

James Michael Duncan, subjefe médico de la NASA; Albert Willard Holland, sicólogo de Operaciones de Salud Conductual, James Davis Polk, jefe de la división de Medicina Espacial y Clint Cragg, experto principal del Centro de Ingeniería y Seguridad se reunieron con el ministro de Salud, Jaime Mañalich y según se informó, este miércoles estarán en la mina.

Al cumplir hoy 26 días bajo tierra, los 32 chilenos y el boliviano de la mina San José se transformaron en los mineros que más tiempo han pasado atrapados, al superar los 25 días que sobrevivieron el año pasado tres chinos en una mina inundada en el sur de ese país.

Las manifestaciones de optimismo fueron encabezadas por el presidente Sebastián Piñera, quien aseguró que están «bien encaminados» en el rescate de los mineros, al comentar la labor que ya lleva a cabo la perforadora con la que se abrirá el conducto para evacuar a los obreros.

«La máquina Raise Borer Strata 950 está haciendo la perforación en la roca y tendrá que llegar a las profundidades bajo la montaña para poder rescatar a nuestros 33 mineros», comentó Piñera, luego de un acto en La Moneda, donde ratificó, además, que en paralelo se tratará de abrir otra vía de evacuación.

«Otra máquina viene en camino», dijo, en alusión a una perforadora T-130 que se usará para ensanchar uno de los conductos abiertos por las sondas con las que se estableció el contacto con los mineros, como alternativa al primer conducto.

También los encargados del rescate alistan una segunda máquina Strata 950, que se activará en caso de que la primera sufra algún fallo.

Sebastián Piñera reiteró que los mineros no saldrán a la superficie para el Bicentenario de la Independencia, que se celebrará entre el 16 y el 20 de septiembre, pero recalcó: «sí haremos todo lo posible para poder celebrar junto a ellos las fiestas de Navidad y Año Nuevo».

La máquina Strata 950 tardará entre tres y cuatro meses en cavar un conducto de unos 66 centímetros de diámetro, que bajará 702 metros en línea recta hasta la galería de la mina en que están los obreros.

Una vez completado el conducto, se calcula que la evacuación de los 33 puede durar entre tres y cinco días, considerando que el traslado de cada uno hasta la superficie demandará unas dos horas.

En esta fase se proyecta la participación de seis rescatistas, encabezados por un oficial del Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de Carabineros, que descenderán al fondo del yacimiento para organizar el transporte.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) dijo hoy que cinco de los atrapados han presentado problemas digestivos, «debido al período de inanición que soportaron» y algunos otros han tenido también alteraciones de sueño, todo lo cual está siendo tratado, y precisó que en líneas generales, los 33 presentan buena salud.

El organismo indicó, asimismo, que desde este miércoles se les enviará a los mineros comida caliente, comenzando por arroz con carne.

Por otro lado, un sismo de 4,7 grados Richter sacudió la zona de Atacama, donde está la mina, a 830 kilómetros de Santiago, sin consecuencias humanas ni alteraciones en las tareas de rescate.

En tanto, los dueños de la mina San José, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, comparecieron hoy ante una comisión de la Cámara de Diputados que investiga el derrumbe que atrapó a los mineros el 5 de agosto.

El abogado de ambos, Fernando Lohse, pidió al comienzo que la sesión fuera secreta, lo que fue rechazado por los parlamentarios.

Bohn, en tanto, pidió disculpas por la situación: «El dolor que ha causado esta situación indeseada e imprevista por nosotros merece que pidamos disculpas por la angustia que se ha vivido en estos días. Ha sido una situación terrible y esperamos que tenga buen término muy pronto», dijo.

Los empresarios negaron haber ejercido presiones o movido influencias para reabrir la mina, clausurada tras varios accidentes anteriores: «somos gente honrada», dijeron, y aseguraron que sus bienes están disponibles para responder ante los trabajadores y acreedores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído