Amenazan con llegar hasta las últimas consecuencias

Los indios mapuche en huelga de hambre dan un ultimátum al Gobierno de Chile

Exigen que no les apliquen la ley antiterrorista ni les sometan a doble juicio, sea civil o militar

Los indios mapuche en huelga de hambre dan un ultimátum al Gobierno de Chile
Mapuches

"Nosotros planteamos esta huelga de hambre como una forma de protestar contra las arbitrariedades que tenemos que soportar, ante la injusticia que nos toca vivir", manifestó Mauricio Huaiquilao

Los comuneros mapuche encarcelados en el sur de Chile y que mantienen una huelga de hambre desde hace casi dos meses, están dispuestos a llegar «hasta las últimas consecuencias» si el Gobierno no se sienta a negociar con ellos.

«Hay un acuerdo general de resistir hasta las últimas consecuencias», señalaron el miércoles, en sus primeras declaraciones públicas desde que el pasado 12 de julio 32 indígenas iniciaron un ayuno para exigir a las autoridades que no les apliquen la ley antiterrorista ni les sometan a doble juicio, sea civil o militar.

«Nosotros planteamos esta huelga de hambre como una forma de protestar contra las arbitrariedades que tenemos que soportar, ante la injusticia que nos toca vivir», manifestó Mauricio Huaiquilao, portavoz de los comuneros mapuche encarcelados en el penal de Temuco, a 750 kilómetros al sur de Santiago.

Huaiquilao, quien se define como «preso político mapuche» y está en prisión preventiva desde el 5 de febrero de 2009, dijo que la reforma legal anunciada ayer por el presidente Sebastián Piñera «es una imposición que responde a la esencia misma del Gobierno, que no conversa».

Piñera firmó el martes un proyecto de ley para modificar la justicia militar, pero los mapuche consideran que la medida sigue limitando su derecho a defenderse y a tener un juicio justo.

«Las modificaciones que pretenden con este proyecto de ley son una imposición más. Nosotros apelamos a la conciencia del Gobierno para que se siente a negociar con nosotros», señaló el portavoz de los comuneros.

«No vamos a dejar la huelga hasta que no se termine con este tipo de imposiciones», advirtieron los presos, quienes reclaman la creación de una mesa de diálogo con representantes mapuches, autoridades «y garantes por ambas partes».

A este respecto, el presidente Piñera manifestó que la huelga de hambre que mantienen los presos mapuche «es un instrumento de presión ilegítimo en democracia» y reiteró su llamamiento para que depongan su actitud.

El Gobierno «tiene que saber soportar esa presión, porque si no lo hiciera, estaría sentando un muy mal precedente», señaló el mandatario, quien no obstante dijo que está «escuchando sus palabras».

Los 32 comuneros mapuche que secundan el ayuno -a quienes el pasado día 1 se sumaron dos jóvenes recluidos en Cholchol- permanecen en prisión preventiva en las cárceles de Temuco, Concepción, Lebu y Angol por hechos ocurridos en el marco de las reclamaciones de tierras que consideran ancestrales.

«Nosotros vamos a morir, quizás no en esta huelga, pero nuestros hijos van a quedar, y los hijos de nuestros hijos van a tener que continuar este legado digno y de no sometimiento frente a la injusticia y la infamia del Estado», repuso Mauricio Huaiquilao.

El portavoz de los mapuche encarcelados en Temuco reveló que tras casi dos meses de ayuno algunos de los huelguistas están sintiendo los efectos de una medida que entraña «riesgo vital para algunos órganos».

«Estamos sintiendo ya algunos efectos, como problemas en los riñones y la vista, calambres y desmayos. Son secuelas que vamos a cargar por el resto de nuestras vidas, pero lo hacemos con orgullo, sabiendo que estamos en una causa justa», enfatizó.

Huaiquilao manifestó que los comuneros recurrieron a esta medida de fuerza porque es la única que pueden realizar estando en la cárcel.

«Esperamos resistir hasta el final y transformar esto en una forma de presión que tenga resultados. Nos sacrificamos en nombre de nuestro pueblo sin esperar que otros compañeros tomen la misma decisión. Eso es criterio de cada uno. Si otros quieren sumarse, bienvenidos sean», declaró el portavoz.

Mauricio Huaiquilao señaló que el Gobierno de Sebastián Piñera, quien asumió la presidencia el pasado 11 de marzo, aplica la ley antiterrorista de la mismo forma que lo hizo el de Michelle Bachellet (2006-2010).

«Este Gobierno miente cuando dice que no ha aplicado la ley antiterrorista, el Gobierno puede decir cualquier cosa a través de los diarios y de la tele, pero no se preocupa de ver lo que está pasando, el problema que le estamos ocasionando», dijo el dirigente mapuche.

Respecto a la conmemoración del bicentenario de la independencia de Chile el próximo 18 de septiembre, Huaiquilao declaró que se trata de «una fiesta de ellos».

«Nosotros, como nuestros abuelos, seguimos manteniendo la postura de que no somos chilenos, sino mapuche».

«El bicentenario tiene poco tiene de celebración para nosotros, porque ignora nuestras demandas y los atropellos cometidos a lo largo de la historia contra nuestro pueblo (…), si tanto aman a su patria, deberían devolverle la tierra a los mapuches. No es ningún favor, es un deber moral del Estado chileno», concluyó.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído