Argentina se sumó a Estados Unidos, Italia y Canadá como los únicos países que llegaron a reproducir caballos por clonación

Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en clonar con éxito un caballo

El potrillo de raza criolla, clonado a partir de células de piel de un laureado caballo de raza

Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en clonar con éxito un caballo
BS Ñandubay Bicentenario.

Tras el nacimiento se tomaron muestras de pelos de la cría y del ejemplar donante, para certificar que BS Ñandubay Bicentenario era efectivamente un clon

Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en clonar con éxito un caballo, potrillo de raza criolla, clonado a partir de células de piel de un laureado caballo de raza, Ñandubay, y gozaba de perfecta salud.

El «BS Ñandubay Bicentenario», que nació el 4 de agosto pasado fue presentado hoy en el congreso Biolatina 2010, en la ciudad de Buenos Aires, según señala Telam.

La clonación fue realizada por un equipo de expertos, en un trabajo conjunto de los laboratorios Bio Sidus y de Biotecnología Animal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y la Cabaña «Don Antonio», de la firma TresArg.

De este modo, Argentina se sumó a Estados Unidos, Italia y Canadá como los únicos países que llegaron a reproducir caballos por clonación.

Bio Sidus explicó que «partiendo de ejemplares de buen desempeño pero sin capacidad reproductiva (debido a castración u otros motivos), esta tecnología permitirá obtener clones equinos con igual genética y, en consecuencia, las mismas características destacadas del ejemplar de élite `donante».

Sobre los pasos para este caso particular, precisó que «las células aportadas por Ñandubay fueron cultivadas por los jóvenes investigadores Andrés Gambini (CONICET), Javier Jarazo y Ramiro Olivera en el laboratorio y luego fusionadas a un óvulo al que previamente se le habíaretirado su material genético».

«La célula resultante de esta fusión celular -añadió en un texto- fue activada para obtener un embrió que fue convenientemente llevado a un campo de la provincia de Buenos Aires», donde el veterinario Gambini transfirió el embrió al útero de un yegua hormonalmente preparada para recibirlo.

Desde entonces, «la preñez fue monitoreada celosamente hasta que un mes antes de la fecha de parto la yegua preñada fue trasladada a Kawell, un centro de salud equina de excelencia», donde se produjo el alumbramiento, señala el documento.

Tras el nacimiento se tomaron muestras de pelos de la cría y del ejemplar donante, para certificar que BS Ñandubay Bicentenario era efectivamente un clon.

El material fue enviado al Laboratorio de Genética Veterinaria de la Universidad de California, en Estados Unidos, que es el máximo centro mundial en estudios genéticos equinos, donde confirmaron que los perfiles genéticos de ambos animales eran idénticos.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído