Sebastián Piñera, presidente del país andino, frusta sueño de bolivianos

Chile no cederá territorio para que Bolivia tenga salida al mar

Bolivia perdió su acceso al mar en una guerra del siglo XIX contra Chile

Chile no cederá territorio para que Bolivia tenga salida al mar
Sebastián Piñera. EFE/Archivo

En 2006, los Gobiernos chileno de Michelle Bachelet y boliviano de Evo Morales establecieron una agenda de trece puntos para mejorar las relaciones, que por primera vez incluyó el asunto marítimo

El presidente Sebastián Piñera sostuvo ayer que es inconveniente toda fórmula que signifique dividir el territorio chileno ante la aspiración marítima de Bolivia de recuperar su salida al Pacífico.

«Le hemos planteado (a Bolivia) que tenemos la mejor disposición para buscar soluciones a los problemas, pero que tenemos restricciones. Y una de esas restricciones es que yo creo altamente inconveniente toda fórmula que signifique dividir el territorio chileno», recalcó el mandatario chileno en declaraciones que difunde hoy El Mercurio.

Piñera añadió que esa posición se le expresó con meridiana claridad «una vez que fuimos Gobierno electo al Gobierno (de Michelle Bachelet) que estaba dejando sus funciones».

Bolivia perdió su acceso al mar en una guerra del siglo XIX contra Chile, en la que también participó Perú, y desde entonces su recuperación ha marcado los vínculos entre ambos países, que no tienen relaciones a nivel de embajadores desde 1962, con un breve paréntesis entre 1975 y 1978.

Las expresiones del mandatario chileno estuvieron en línea con las de su ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, que el pasado 6 de diciembre rechazó las propuestas para dar una salida al mar a Bolivia que impliquen dividir en dos a Chile.

«Las alternativas que significan dividir el país en dos nos parece que no son las que van en beneficio de Chile», dijo Moreno en una entrevista difundida en la oportunidad por Televisión Nacional.

Al respecto, el presidente Piñera ha preferido apostar por dar a Bolivia un corredor sin soberanía al norte del río Lluta, una franja de siete kilómetros entre la frontera con Perú y la ciudad chilena de Arica, a 2.070 kilómetros al norte de Santiago.

Esta alternativa no rompe la continuidad del territorio chileno, pero requiere de la aprobación de Perú, ya que según el Tratado de 1929, ese país debe ser consultado en caso de que Chile decida ceder a un tercer Estado territorios que antes fueron peruanos, como es el caso de la ciudad norteña de Arica.

No obstante, Piñera señaló este domingo a El Mercurio que Chile tiene la mejor disposición para facilitar el acceso de Bolivia al comercio internacional a través de los puertos chilenos.

«En pocos meses hemos avanzado mucho en la agenda de trece puntos», enfatizó el presidente.

En 2006, los Gobiernos chileno de Michelle Bachelet y boliviano de Evo Morales establecieron una agenda de trece puntos para mejorar las relaciones, que por primera vez incluyó el asunto marítimo.

«Estamos reconstruyendo el ferrocarril Arica-La Paz, que llevaba años paralizado; hemos establecido facilidades para las importaciones y exportaciones bolivianas, no solamente en Arica y Antofagasta, sino que también en Iquique», explicó el mandatario chileno.

Recordó también que se ha establecido con Bolivia convenios para luchar contra el contrabando, las drogas y la delincuencia a través de las extensas fronteras de ambos países.

«(Incluso) Le hemos planteado a Bolivia que puede utilizar la red de ProChile para promover sus exportaciones especialmente en el mundo del Asia Pacífico», subrayó.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído