Alemania y Francia se niegan a admitir a los tunecinos en el espacio Schengen

Berlusconi: «La UE debe disolverse si no comparte a los sin papeles que llegan de Africa»

El primer ministro italiano nsta a Europa a afrontar el tsunami migratorio

Berlusconi: "La UE debe disolverse si no comparte a los sin papeles que llegan de Africa"
Berlusconi con su homólogo tunecino, Beji Caid Essebsi. EP

Desde que comenzó el año, unas 25.000 personas han llegado a Lampedusa en pateras y barcos pesqueros

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha pedido a la Unión Europea ayuda para hacer frente al «tsunami humano» de refugiados y de inmigrantes ilegales que han llegado a las islas del sur de Italia procedentes del norte de África en las últimas semanas, algo de lo que la UE, en palabras de Berlusconi, «no puede escapar».

Durante una visita realizada a Lampedusa, la isla situada entre Sicilia y Túnez, Berlusconi ha denunciado que «Europa no puede escapar de esto».

«O Europa es algo que es real y concreto o no lo es y, en este caso, es mejor volver cada uno a su propio camino y a seguir sus propias políticas y egoísmos».

Por su parte, el ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, ha explicado, tras el encuentro de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea celebrado este sábado en Hungría, que «nosotros quisiéramos hablar con los socios de la UE sobre solidaridad y responsabilidad.

Los países europeos crearon mecanismos de solidaridad financiera para sobrellevar la crisis financiera, ahora nosotros tenemos que hablar sobre solidaridad para temas geopolíticos».

A principios de esta semana, el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, señaló que el incremento de la ayuda con el objetivo de parar las revueltas en África y en Oriente Próximo extendería a largo plazo los enfrentamientos en la región y en Europa.

Por otra parte, Francia ha condenado la decisión italiana de conceder permisos temporales a aquellos inmigrantes que afirmen que quieren irse a otro sitio de Europa.

A su vez, Alemania se unió a Francia al considerar que Italia estaba violando el espíritu de Schengen al conceder visas con carácter humanitario incluso cuando el derrocado régimen tunecino indicó en enero que no había tierra suficiente para garantizar el asilo

Desde que comenzó el año, unas 25.000 personas han llegado a Lampedusa en pateras y barcos pesqueros.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído