Haití ya tiene primer ministro al ratificar el Senado a Garry Conille

Haití ya tiene primer ministro al ratificar el Senado a Garry Conille
. EFE/Archivo

El Senado de Haití ratificó como primer ministro a Garry Conille, quien podrá formar Gobierno, pero deberá presentar su programa político para que éste sea aprobado por el Parlamento.

Conille, ratificado con anterioridad por unanimidad en la Cámara de Diputados, recibió el respaldo del Senado con 17 votos a favor, 3 en contra y 9 abstenciones, en una sesión plenaria en la que el presidente no vota y que fue retransmitida por televisión.

El primer ministro ratificado, un ginecólogo de 45 años, excolaborador del enviado especial de Naciones Unidas para Haití, Bill Clinton, y funcionario internacional de amplia experiencia, es el tercer aspirante designado por el presidente haitiano, Michel Martelly, investido como jefe de Estado el 14 de mayo.

Con anterioridad, el gobernante propuso a Daniel Rouzier y a Bernard Gousse, pero ambos fueron descartados durante el trámite parlamentario debido a la falta de apoyos de Martelly en el Parlamento, donde las fuerzas leales al expresidente René Preval son mayoritarias.

El nuevo jefe del Ejecutivo deberá contribuir a impulsar los trabajos para la reconstrucción del país antillano, castigado por los efectos de un devastador terremoto que dejó 300.000 muertos en enero de 2010 y de una epidemia de cólera que se extiende por todo el territorio haitiano y que se ha cobrado la vida de más de 6.000 personas desde que estalló en octubre.

La ratificación de Conille fue uno de los puntos debatidos durante una larga sesión de más de ocho horas en el Senado.

El debate se inició después de la lectura del informe de la comisión especial de estudio de los documentos del primer ministro designado, que recomendó un voto favorable a Conille.

«Llega el momento de ofrecer una oportunidad a las jóvenes generaciones», proclamó el senador Carlos Lebon, que presentó el informe de la comisión a la asamblea de los senadores.

Se refirió a «la precariedad» de la situación política actual, caracterizada por la ausencia de gobierno con plenos poderes desde el acceso de Martelly a la Presidencia.

La discusión se centró principalmente en torno a la residencia de Conille en Haití y al hecho que no dispone de una tarjeta de identificación nacional (tarjeta de voto), puntos que son exigencias constitucionales para acceder a la «Primature» (Oficina del Primer Ministro).

Senadores como Jean Hector Anaccacis y Francois Annik Joseph insistieron en que el perfil de Conille no responde a los requisitos de la Constitución, puesto que, según ellos, no residió en Haití durante los pasados cinco anos.

Joseph habló de «incoherencia» en los documentos de Conille, que alimentan «sospechas» y «dudas».

Mientras, varios legisladores, particularmente los miembros del grupo mayoritario de 16 senadores, defendieron la ratificación de Conille bajo el argumento de que «las leyes haitianas que no son suficientemente claras».

La próxima etapa del camino de Conille hacia la oficina del primer ministro será el acto de nominación oficial que deberá hacer el presidente Martelly por medio de un decreto.

Junto a Martelly, Conille formará su gobierno y presentará su plan general de política a las dos cámaras separadas, que deberán otorgarle su voto favorable antes de que pueda actuar como jefe de gobierno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído