El presidente del Gobierno español manifestó su preocupación por el líder opositor venezolano Leopoldo López

El chavista Maduro monta en cólera contra Rajoy por pedir la libertad de un preso de conciencia

El chavista Maduro monta en cólera contra Rajoy por pedir la libertad de un preso de conciencia
Nicolás Maduro. VZ

Como con buen criterio se cita a Jesús en los Evangelios, «por sus hechos los conoceréis» y en el caso de Pablo Iglesias, líder de Podemos, podría añadirse que por sus palabras o por sus silencios.

El caso es que el político se negó en rotundo a condenar este 24 de octubre de 2014 en ‘Al Rojo Vivo’ (laSexta) al régimen de Nicolás Maduro por mantener en prisión -sin que haya cometido delito alguno- a un miembro de la oposición al chavismo, Leopoldo López (El chavista Pablo Iglesias).

La pifia de Pablo Iglesias, perpetrada para mayor sonrojo tras escuchar el audio de la entrevista que la esposa de López, Lilian Tintori, había concedido esa misma mañana al programa ‘Herrera en la Onda’ (Onda Cero), donde decía que había enviado un mensaje al líder de Podemos para que pidiera al régimen chavista que excarcelen a su esposo, tenía un cercano precedente.

Sólo 24 horas antes, se había pronunciado al respecto su amigo, protector, finacieador y ‘modelo’ Nicolás Maduro.

Venezuela acusó este jueves Mariano Rajoy de «injerencia» por su «relación partidaria con la extrema derecha venezolana», tras las declaraciones realizadas el pasado miércoles, en las que el presidente del Gobierno español manifestó su preocupación por la situación del líder opositor venezolano Leopoldo López, que se encuentra encarcelado desde el pasado 18 de febrero.

Mediante un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores de Venezuela, el gobierno de Maduro ha tachado de «irresponsable e irrespetuosa» la acción llevada a cabo por Rajoy, que se reunió con Lilian Tintori, esposa del coordinador nacional del partido venezolano Voluntad Popular y le trasladó la preocupación de la Unión Europea por el juicio a este opositor encarcelado.

«Resulta inaceptable que el jefe de Gobierno español, en un acto profundamente inamistoso hacia nuestro país, violente el principio de no injerencia y respeto a la soberanía».

Tratando de adornar su argumento, se agrega en el texto que el PP «reconoció al gobierno de facto surgido del golpe de Estado perpetrado contra Venezuela en abril de 2002», durante el gobierno de José María Aznar.

Con una desvergüenza que sonroja, Maduro reclama a Rajoy que no se involucre en la causa judicial, que -según añade la nota- se desarrolla «de manera independiente y soberana en tribunales venezolanos».

INTENTO DE «DESESTABILIZACIÓN»

El Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano acusa a Rajoy de «estimular y promover una agenda política de desestabilización» contra Venezuela, al hacer declaraciones públicas en las que, según las autoridades venezolanas, realiza «juicios de valor respecto al ordenamiento jurídico, vida social y funcionamiento democrático».

«Estas acciones del señor Rajoy se producen a espaldas de las inmensas mayorías del pueblo español, al cual nos vinculan estrechos lazos históricos y culturales, y al cual siempre hemos brindado cobijo y amistad».

El 12 de febrero, miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.

Según las autoridades venezolanas, López es el «autor intelectual» de estos disturbios, que marcaron el inicio de la actual crisis -que se ha saldado con 42 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos-, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído