Miles de argentinos protestan contra Cristina Kirchner gritando: ¡#YoSoyNisman!

Los forenses no hallan restos de pólvora en la mano del fiscal Nisman

La fiscal Viviana Fein asegura que la prueba de barrido electrónico ha dado "negativo"

Los forenses no hallan restos de pólvora en la mano del fiscal Nisman
Nisman y Cristina Fernández de Kirchner Capturas

Un familiar del fiscal argentino encontró en su casa una lista de la compra para el lunes, lo que cuestionaría la versión oficial sobre las causas de su fallecimiento

No se ha encontrado pólvora en las manos del fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en la madrugada del lunes en Buenos Aires.

La fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación sobre su muerte, informó esta mañana en un programa de Radio Mitre, de que en el barrido electrónico realizado no se encontró vestigio de pólvora.

Sin embargo hay un pero y es importante: «Pero no es un resultado inesperado».

«El calibre del arma, al ser un arma del calibre 22, no ser un arma de guerra, usualmente no permite que el barrido electrónico dé un resultado positivo. No descarta que no lo haya disparado él».

La fiscal indicó que aún hay pruebas pendientes, pero recordó que las primeras pruebas forenses indicaron que no hubo intervención de terceras personas en la muerte de Nisman.

La fiscal pidió tiempo y paciencia para aportar más luz sobre el caso.

«No hablo de tiempos; hablo de investigar. Lo que yo no quiero es apurarme ni tampoco poner un plazo».

 

  Un balazo en la sien

El informe preliminar de la autopsia ya había confirmado que Nisman murió a consecuencia de un balazo que penetró dos centímetros por encima de la oreja, por el parietal derecho de la cabeza, disparado desde la pistola calibre 22 encontrada bajo su cuerpo.

Nisman fue hallado por su madre en el baño de su casa, ubicada en el exclusivo barrio de Puerto Madero, donde pudo acceder con la ayuda de un cerrajero porque la puerta estaba cerrada por dentro.

La muerte del fiscal, que investigaba el atentado contra la mutual judía AMIA que dejó 85 muertos en 1994 y que había denunciado a la presidenta argentina por presunto encubrimiento de los sospechosos del ataque, ha conmocionado a la sociedad argentina.

Según la versión oficial, en el apartamento había documentos relativos a la denuncia que Nisman presentó la semana pasada contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, y sus colaboradores, y sobre la cual estaba previsto que este lunes ofreciese una comparecencia en el Congreso.

CONCENTRACIÓN

Miles de personas se congregaron por otra parte este lunes 19 de enero en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para exigir una investigación exhaustiva sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, convocadas por redes sociales con la etiqueta #YoSoyNisman en la que los argentinos expresaron su conmoción por este caso.

El fiscal, hallado sin vida el lunes por la noche en su casa de Buenos Aires, investigaba la causa AMIA, el mayor atentado perpetrado contra los intereses judíos en Argentina.

«Que los argentinos podamos suponer, sospechar siquiera que un Gobierno pueda matar a un fiscal es, sin más, la muerte de ese Gobierno. #Nisman», escribió el escritor argentino Martín Caparrós en la red social Twitter.

Como él, muchos otros referentes de la cultura, el periodismo y la política, además de miles de ciudadanos anónimos, eligieron las redes sociales para recordar al fiscal que investigaba el atentado terrorista que dejó 85 víctimas mortales en 1994.

«Qué triste todo esto. Sensación de impunidad, de impotencia, de injusticia, de inseguridad, de violencia, de códigos mafiosos. Día de luto», manifestó el popular presentador televisivo Marcelo Tinelli en su perfil de Twitter.

La escritora Claudia Piñeiro utilizó la red social para vincular la repercusión del suicidio de Nisman con otro caso icónico de extraño suicidio en Argentina, el del empresario Alfredo Yabrán, cercano al expresidente Carlos Ménem, que se suicidó en 1998. «Nadie sabe aún qué pasó, pero si muchos no creyeron en el suicidio de (Alfredo) Yabrán, muchos más no creerán en el de Nisman», señaló Piñeiro.

«La muerte de Nisman va a ser para este Gobierno lo que Malvinas fue para los militares. El gobierno tenía la obligación de garantizar su seguridad», expresó el cineasta Enrique Piñeyro. Por su parte, el periodista Jorge Rial compartió: «Amanecer de un día donde el silencio tiene el peso de un grito. La sensación de haberse levantado en otro país. Que algo valioso perdimos».

«En 12 días la denuncia completa de Nisman estará en manos del juez Ariel Lijo. Completa. Con todas las escuchas. A ese juez hay que cuidar», publicó el empresario Daniel Hadad.

Además, el Gobierno de Cristina Fernández se llevó una lluvia de críticas en la red y no faltaron los comentarios que acusaron directamente al oficialismo de tener responsabilidad en la muerte del fiscal.

Nisman había denunciado el pasado miércoles a la mandataria y a varios de sus colaboradores de presunto encubrimiento de sospechosos iraníes en la causa AMIA.

DECLARACIONES DE CRISTINA FERNÁNDEZ

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha apuntado al suicidio como principal hipótesis de la muerte del fiscal Alberto Nisman, que investigaba el atentado del 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA) en Buenos Aires, y ha añadido que ve «múltiples interrogantes» en dicho caso, tras defender su gestión en torno al mismo.

En una carta publicado en su perfil oficial en la red social Facebook, titulada ‘AMIA. Otra vez: tragedia, confusión, mentira e interrogantes’, la mandataria argentina ha realizado una breve mención al fallecimiento de Nisman, quien le había acusado recientemente de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado.

«La muerte de una persona, siempre causa dolor y pérdida entre sus seres queridos, y consternación en el resto. El suicidio provoca, además, en todos los casos, primero: estupor, y después: interrogantes. ¿Qué fue lo que llevo a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida?»,

ha señalado Fernández al comiendo del texto.

Así, agrega que en el caso del presunto suicidio del fiscal a cargo de la causa AMIA hay «estupor e interrogantes», además de

«una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y sobretodo, muy sórdida».

«La tragedia del atentado terrorista más grande que se produjo en Argentina».

Esas son las principales referencias a la muerte de Nisman en estas primeras declaraciones de la presidenta después de que se hallase el cuerpo sin vida del fiscal en el baño de su casa de Buenos Aires, con un disparo realizado justo encima de su oreja derecha con una pistola del calibre 22, de acuerdo con la autopsia preliminar.

En el resto de la carta, Fernández ha aludido a los «interrogantes» que –según añade– el Poder Judicial «debe investigar» y ha defendido su gestión en torno al caso desde que en 1996 formase parte, como senadora y después como diputada, de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los atentados de la Embajada y AMIA.

Critica las «casualidades»

Entre los interrogantes del caso, cuestiona la vuelta al país del fiscal, que se encontraba de vacaciones con su hija, y pone de manifiesto la «coincidencia» en el tiempo con los trágicos ataques yihadistas ocurridos en París (Francia).

«¿Es casualidad también que ese mismo día 12 de enero, cuando el fiscal regresa por sorpresa al país, que el diario ‘Clarín’ titula: «Más de cuatro millones de pie contra el terror en Francia?».

«¿Quién puede creer que alguien que tenía tan grave denuncia institucional contra la presidenta, su canciller, que profesa la fe judía y es judío, o contra el secretario general de una organización juvenil que cuando ocurrió el atentado estaba en quinto año del secundaria, se fuese de vacaciones y las interrumpiese sin avisar al juez de la causa?»,

ha sentenciado la jefa de Estado.

En su carta, la presidenta también enumera a los imputados en la causa que investiga el citado atentado, cuestiona las portadas del diario ‘Clarín’ contra el Gobierno –que llegó a titular que Timerman recibió orden de no asistir a la gran marcha en París, algo que la Cancillería negó–, y se defiende de las acusaciones de encubrimiento de responsabilidades.

«Se descubrirá a los autores del atentado cuando se sepa quiénes los encubrieron. Porque los delitos no tienen razones, sólo tienen móviles, y en Argentina todavía debemos explicar lo más obvio y simple»,

Fernández ha concluido que los argentinos no se merecen ser tan subestimados en su inteligencia y «mucho menos cuando 85 víctimas y sus familiares todavía esperan justicia después de 21 años». 

SOSPECHAS A MANTA

Poco a poco van saliendo a la luz más datos sobre las circunstancias que rodearon el fallecimiento del fiscal Alberto Nisman, lo que no implica que estos aclaren de manera definitiva los hechos, sino todo lo contrario, siembran aún más dudas sobre la versión oficial ofrecida que califica su muerte como un suicidio.

Quien ahora ha aportado algunos datos nuevos es Jorge Kirszenbaum, ex presidente de la DAIA.

«Ayer estuve en contacto con un primo hermano de la mamá de Nisman. Pudo ver parte del escenario, donde estaba parte del material de lo que iba a exponer en el Congreso. Encontró una nota dirigida a la empleada doméstica donde le indicaba compras para el lunes», dijo Kirszenbaum, ex presidente de la DAIA, en declaraciones al programa Cada Mañana, de Radio Mitre, según informa el diario «Clarín».

De confirmarse judicialmente el hallazgo de esta prueba, según el análisis de Kirszenbaum, se estaría ante la presencia de un indicio de que Nisman «no tenía ninguna intención de suicidarse».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído