LA PESADILLA YIHADISTA DE UNOS VECINOS DE SUECA

La terrorífica luna de miel de los dos españoles ‘desaparecidos’ en Túnez: «Nos escondimos 24 horas a oscuras en un trastero»

Juan Carlos Sánchez y Cristina Rubio, embarazada de 4 meses, no se atrevían a salir porque escuchaban voces árabes...

La terrorífica luna de miel de los dos españoles 'desaparecidos' en Túnez: "Nos escondimos 24 horas a oscuras en un trastero"
Los dos españoles del suceso de Túnez PD

Habían contraído matrimonio el 8 de marzo de 2015, y se encontraban de viaje de luna de miel.

Son Juan Carlos Sánchez y Cristina Rubi, los dos turistas españoles que se encontraban desaparecidos en Túnez tras el atentado reivindicado por el Estado Islámico en el que murieron al menos 21 personas, entre ellas un matrimonio de jubilados de Barcelona.

Estos vecinos de la localidad valenciana de Sueca habían llegado en crucero, y permanecieron escondidos durante al menos 24 horas en el Museo del Bardo, -en un cuarto de la limpieza y a oscuras-, donde se produjo el ataque terrorista. No salieron hasta que un policía les abrió la puerta

EMBARAZADA

Ella está embarazada de cuatro meses, lo que «hace más dramática, si cabe, la noticia», ha señalado.

Juan Carlos Sánchez ha asegurado, en declaraciones a TVE, que vieron

«cómo estaban disparando a los que estaban en la puerta (del museo) y abatieron a una persona».

Fue entonces cuando se escondieron en un almacén del museo.

«Allí nos quedamos escuchándolo todo y esperando a que terminase».

La pareja dice que llamará a su hijo ‘Túnez’.

CONFUSIÓN

El ministro de Exteriores ha relatado por su parte la «enorme confusión» que ha habido en las últimas horas respecto al paradero de los dos españoles.

A lo largo de la noche personal de la embajada y el consulado realizaron dos visitas a la morgue donde comprobaron que no estaban entre los cadáveres de los 17 turistas extranjeros fallecidos, pero dada la «confusión perfectamente explicable que reinaba en aquel momento» no se podía estar «seguros» de que no habían muerto, ha explicado.

El ministro también ha señalado que se intentó comunicar con ellos a través de sus teléfonos móviles pero estaban apagados o fuera de cobertura:

«Estaban escondidos sin atreverse a llamar después de presenciar una escena absolutamente terrible».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído