[VIDEO] El presidente de Venezuela conducía un autobús haciéndose el bueno

Una venezolana hambrienta lanza a Maduro un mango y da en la cocorota al tirano

El mandatario, del que todos están hasta la coronilla, quitó hierro al asunto en su programa de TV: "Me pidió ayuda"

Una venezolana hambrienta lanza a Maduro un mango y da en la cocorota al tirano
Maduro con el famoso mango PD

Ya no aguantan más. Están de él muy hartos por tener que pasar hambre y calamidades de todo tipo (Informe de Amnistía Internacional sobre Venezuela: Ejecuciones extrajudiciales, allanamientos ilegales y torturas).

Es el pueblo de Venezuela, que no sabe cómo hacérselo saber sin acabar con sus huesos en la cárcel (América Latina es el centro mundial del asesinato y la Venezuela chavista su ‘paraíso’).

Y por eso la ocasión la pintaron calva en las últimas horas, mientras el presidente de Venezuela se pavoneaba conduciendo un autobús durante una visita por la ciudad de Maracay, en el estado de Aragua, para inaugurar la Ruta Transmaracay.

DE PLENO, Y TIRO PORQUE ME TOCA

Y fue allí, en pleno trayecto, donde Nicolás Maduro recibió en la cabeza el impacto de un suculento mango, fruta que le arrojó con toda su furia una mujer que seguramente sintió más tarde el haberse quedado sin la fruta, aunque tuvo que disimular ante la prensa…

De camino ya llegaba otra por los aires, aunque se estrelló contra el cristal del vehículo que circulaba entre una albarotada multitud.

Momentos después, en su programa de TV ‘En Contacto con Maduro», el ‘ultrajado’ quiso quitar hierro al asunto, y enseñó el dichoso mango con unos garabatos, una especie de mensaje -según él- donde la mujer le solicitaba ayuda…

LA PROTAGONISTA Y LAS CHIROGOTAS

Marleni Olivo, de 54 años, fue la fémina protagonista del suceso, a la que la prensa afín al régimen presentó ese mismo día como una mujer sin techo, y de muy buenas intenciones.

Ella misma salió incluso a la palestra para explicar el porqué de su ‘hazaña’:

«Teníamos rato esperando, yo vi una casa que tenía mangos y le dije al señor que me regalara uno porque tenía hambre. Cuando vi acercarse a Maduro, pedí un lápiz y rápidamente escribí mis datos en la fruta porque no tenía papel».

 


Las burlas y chirigotas en plan memes, en Twitter, no se hicieron sin embargo esperar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído