La petrolera estatal Ecopetrol denuncia que un grupo armado impide contener el crudo vertido...

El ataque de las FARC a un oleoducto causa un desastre medioambiental en Colombia

... que ya ha comenzado a llegar al Pacífico

El ataque de las FARC a un oleoducto causa un desastre medioambiental en Colombia
Un río afectado por un derrame de crudo tras el atentado EFE

Derrame de 1,9 millones de litros de crudo

El atentado que las FARC perpetraron el lunes contra el Oleoducto Transandino, en el sur de Colombia, que causó el derrame de 1,9 millones de litros de crudo es el que más daños ambientales y sociales ha causado en los últimos 10 años, aseguró hoy el Ministerio de Ambiente.

Durante una visita a Tumaco (suroeste), uno de los principales puertos de Colombia sobre el Pacífico y que se ha visto afectado por el vertido, el ministro de Ambiente de Colombia, Gabriel Vallejo, señaló que «se trata de una tragedia incalculable, el peor daño ambiental y social de los últimos 10 años».

En su momento, la estatal Ecopetrol señaló que el hecho se produjo en momentos en que el oleoducto estaba operando y que la acción de las FARC produjo la rotura de la tubería y el derrame de crudo en la quebrada Pianulpí, que surte al río Guisa, y éste a su vez al río Mira que alimenta el acueducto de Tumaco, ubicado en el departamento de Nariño.

El ministro Vallejo enfatizó que con estos atentados «una vez más los afectados son las clases menos protegidas y vulnerables y por supuesto los pescadores de la zona«. Asimismo, apostilló que este ataque dejó sin agua a más de 160.000 personas de la zona. Adicionalmente, el Ministerio señaló que para ir solucionado el problema del agua a Tumaco se le suministrará con camiones cisterna.

Las autoridades también han previsto la perforación de dos pozos subterráneos para extraer y procesar agua. Para tratar de superar la emergencia, Estados Unidos y Ecuador también brindan a Colombia apoyo técnico.

El Oleoducto, de poco más de 305 kilómetros de longitud, transporta crudo que se extrae de yacimientos en la región vecina del Putumayo y que tienen como destino Tumaco, puerto sobre las costas del Océano Pacífico.

La semana pasada la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dinamitó el mismo oleoducto en la región de Tumaco y causó un grave daño ambiental en su escalada terrorista contra la infraestructura petrolera y energética iniciada hace un mes.

Los ataques dificultan la contención

El presidente de la estatal colombiana Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, denunció este viernes que un grupo armado impidió las labores de técnicos que tratan de evitar que la mancha de crudo llegue al océano Pacífico.

«Lamentablemente unas personas armadas no nos dejaron entrar a intervenir un brazo del río Mira cuando se abre para llegar al Pacífico, y por ese brazo ya está llegando una línea de petróleo, es una línea delgada por lo pronto pero ya hay aceite en el océano Pacífico», dijo Echeverry a periodistas.

Según Ecopetrol, en lo que va corrido de este año los ataques contra los oleoductos son ya 34, el más grave de ellos contra el oleoducto Transandino, ya que parte de los 410.000 galones (1,5 millones de litros) de crudo vertidos a cauces de agua han ido a parar al río Mira, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, y empezaron a llegar al mar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído