MILES DE VENEZOLANOS SALEN A LA CALLE PARA DESAFIAR AL RÉGIMEN DE MADURO

Zapatero se va patas abajo para no ser alcanzado por la gran Toma de Caracas

Se exige que el Consejo Nacional Electoral (CNE) active el siguiente paso para el referendo revocatorio... y el expresidente español abandona Venezuela

Zapatero se va patas abajo para no ser alcanzado por la gran Toma de Caracas
Maduro, Iglesias y Zapatero: el Trío de la Sonrisa. PD

El expresidente del Gobienro español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha salido por piernas de Venezuela pocas horas antes de que este jueves 1 de septiembre de 2016 tenga lugar la Toma de Caracas, manifestación -convocada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)- en la que ya están inmersos miles de venezolanos, y en la que se exige que el Consejo Nacional Electoral (CNE) active el siguiente paso para el referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro. (Los huevos de Zapatero para cocinar en la OEA el desaguisado venezolano).

Zapatero, quien actúa como mediador en la iniciativa de diálogo entre la oposición y el Gobierno venezolano auspiciada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), llegó ayer sin previo aviso al país caribeño y sin que trascendieran detalles de su visita ni de las gestiones que realizó. (El padre de Leopoldo López: «Zapatero es un negociador de Maduro»).

El ex jefe del Gobierno español encabeza el equipo de mediadores liderado por la Unasur en el que también participan el ex presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, y el de Panamá, Martín Torrijos, quien también estaba en Venezuela. (Leopoldo López al expresidente Zapatero: «La democracia venezolana no se negocia»).

El pasado 4 de junio Zapatero viajó a Venezuela para continuar con su misión de impulsar el diálogo entre Gobierno y oposición y logró visitar en la cárcel al dirigente opositor preso Leopoldo López, quien cumple una condena de casi 14 años de prisión.

Posteriormente, Rodríguez Zapatero explicó en Washington ante la Organización de Estados Americanos la iniciativa de diálogo que promueve y aseguró que esta tiene «plena imparcialidad» ya que se basa en «principios y convicciones muy firmes» de respeto a la democracia y a los derechos fundamentales.

La MUD busca que el referendo se haga antes del 10 de enero porque si Maduro pierde, habrá elecciones; pero si es revocado después de esa fecha, será sustituido por su vicepresidente. Según la firma Venebarómetro, 64% de los electores votaría por revocarlo.

Con la tensión muy alta, la capital venezolana será escenario de lo que la oposición llama «Toma de Caracas», en el este de la ciudad, y la «Toma de Venezuela», convocada por chavistas en la Plaza Bolívar y en el Palacio de Miraflores, en el centro.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído