Ya habrían muerto 50.000 yihadistas, pero habría 15.000 para luchar

Estados Unidos asegura que la coalición ha mandado con Alá al 75% del ISIS

El líder del autodenominado Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, sigue siendo el principal objetivo

Estados Unidos asegura que la coalición ha mandado con Alá al 75% del ISIS
Uno de los ajusticiados por el ISIS PD

La coalición antiterrorista que lidera Estados Unidos en Irak y Siria ha matado al menos al 75% de los miembros del Estado Islámico, lo que reduciría a entre 12.000 y 15.000 el número de yihadistas que están preparados para seguir la lucha armada, según el enviado norteamericano Brett McGurk.

Desde el inicio de la ofensiva hace más de dos años, la coalición ha realizado 17.000 ataques aéreos contra objetivos de Estado Islámico, de los cuales una amplia mayoría corresponden a operaciones de Estados Unidos. El resto de los países implicados asumieron 4.500 ataques, ha explicado McGurk en CNN.

El enviado estadounidense para la coalición ha asegurado que «el número de combatientes listos para la batalla en Irak y Siria está ahora en su nivel más bajo», gracias en gran medida a que la alianza antiterrorista ha logrado matar al 75% de los miembros de Estado Islámico y al menor flujo de extranjeros.

Fuentes oficiales cifraron la semana pasada en 50.000 el número de yihadistas fallecidos como consecuencia de los ataques aéreos y, según McGurk, el grupo terrorista contaría actualmente con entre 12.000 y 15.000 milicianos preparados. El enviado ha subrayado que el Estado Islámico ya no puede recomponerse como antes y, por tanto, ha anticipado un mayor descenso en cuanto a número de efectivos.

Al Baghdadi, el principal objetivo

La coalición colabora actualmente en la ofensiva lanzada por las fuerzas iraquíes para recuperar la ciudad de Mosul -el principal bastión de los ‘milicianos de negro’ en el país árabe- y, entre sus ataques recientes, figuran varios en los que han muerto personas vinculadas a los atentados de París y Bruselas.

El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, sigue siendo el principal objetivo de la lista, aunque la organización guarda con celo su actual paradero y no se le ha visto en público desde hace varios años.

«Difundir mensajes de audio mientras sigue escondido no es señal de un líder confiado, especialmente en la era de los medios de hoy», ha apuntado McGurk, que confía en lograr la «eliminación» de Al Baghdadi tarde o temprano.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído