DOS DE LOS IMPLICADOS HAN SIDO CONDENADOS A CUATRO AÑOS DE CÁRCEL

La sueca que ha sido violada por 7 refugiados sirios tras encadenarla en un sótano

Los salvajes musulmanes, que la secuestraron en plena calle, habían sido ayudados por voluntarios progres para abrir un café en Helsingborg

La sueca que ha sido violada por 7 refugiados sirios tras encadenarla en un sótano
Ataques sexuales en Suecia PD

Un espeluznante caso de una violación por parte de unos refugiados sirios en Suecia acaba de salir a la luz. La protagonista es una sueca de quien se desconoce la edad, que fue penetrada por vía vaginal, anal y oral por siete solicitantes de asilo en el sótano de una cafetería de Helsingborg, que regentaban, donde la ataron con cadenas a una tubería tras haberla secuestrado en plena calle a pistola y subida a un coche. (El matrimonio progre acoge al refugiado y este viola y embaraza en casa ¡a una niña de 12 años!).

Según da cuenta el periódico sueco ‘Fria Tider‘,  dos de los implicados acaban de ser condenados sorprendentemente a solo cuatro años de cárcel.

Los dos hombres sirios que fueron recibidos como refugiados y ayudados por voluntarios progres para abrir un café enla sueca Helsingborg, son Khaled Azez Hegrs, de 28 años de edad, y Tareq Bakkar, de 23.

La Policía encontró a la pobre mujer en tal lugar, después de que hubiera sido secuestrada y fue utilizada por los refugiados como su esclava sexual personal. Los agentes se encontraban investigando un caso de tráfico de drogas. La fémina había sido repetidamente violada y torturada por al menos siete hombres árabes diferentes.

Las autoridades confirmaron en la acusación que tan pronto como el coche llegó a la cafetería, otros tres hombres árabes estaban esperando a la víctima y comenzaron a violar a la mujer indefensa. Los hombres la tumbaron en un sofá y la desnudaron, no sin antes abusar de ella vía oral, vaginal y anal. La policía dijo haber sido violada por dos hombres al mismo tiempo al menos una vez.

La cadena de noticias sueca Avpixlat, informa que los dos hombres fueron condenados a cuatro años de prisión para cada uno, y deben pagar 264.000 euros en daños. Ninguno de los dos hombres fueron declarados culpables de secuestro o tortura. Las autoridades han acordado deportar a los dos refugiados, a pesar de que los acusados ​​tienen la oportunidad de apelar la condena. Sorprendentemente, el tribunal aún no ha logrado condenar a los otros cinco hombres que participaron en las violaciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído