AYUDA INICIAL A TODOS AQUELLOS QUE VUELVAN VOLUNTARIAMENTE A SUS PAÍSES DE ORIGEN

Christian Kern: Austria dará 1.000 euros a los refugiados que quieran marcharse por donde han venido

La oferta está limitada a 3.000 euros por familia, y solo podrá ser solicitada por quienes pidieron asilo antes del 15 de marzo

Christian Kern: Austria dará 1.000 euros a los refugiados que quieran marcharse por donde han venido
Christian Kern, canciller y primer ministro de Austria. PD

El Gobierno austríaco ha anunciado que dará 1.000 euros de «ayuda inicial» a los primeros mil refugiados que acepten volver de manera voluntaria a sus países de origen. Esa ayuda, limitada a 3.000 euros por familia, podrá ser solicitada una sola vez por quienes presentaron su solicitud de asilo antes del pasado 15 de marzo, explicó en rueda de prensa el titular austríaco del Interior, el conservador Wolfgang Sobotka.

El ministro, que actua coordinado con el canciller Christian Kern, dijo que espera que unos 50.000 refugiados con pocas perspectivas de que les sea concedido el estatuto de asilado abandonen Austria antes de 2019. El director de la oficina de migración y asilo, Wolfgang Taucher, destacó por su parte que las salidas voluntarias tienen «prioridad absoluta» sobre las expulsiones forzadas. «Con esta iniciativa queremos hacer la salida voluntaria aún más atractiva», señaló Taucher.

Esta ayuda está pensada para personas de países como Irak, Afganistán o algunos Estados africanos, pero no tienen derecho a ella solicitantes de los Balcanes. La oferta se encuadra en la campaña ‘Salida voluntaria. Un nuevo comienzo con perspectivas’, que tiene como objetivo mejorar la información de que disponen los solicitantes de asilo sobre la posibilidad de regresar a sus países.

Además de esta oferta limitada a 1.000 personas, el Gobierno austríaco ha modificado el programa de retorno que ya estaba en vigor y que hasta ahora concedía un máximo de 370 euros a quienes volvían a sus países de forma voluntaria.

Ahora, quienes accedan a marcharse de Austria antes de que termine la tramitación de su solicitud de asilo recibirán 500 euros de ayuda y quienes lo hagan después sólo podrán obtener 250. Esta última posibilidad está abierta también a los inmigrantes irregulares.

Además, Austria financia el viaje de retorno y en países como Afganistán, Pakistán, Irak e Irán también hay programas de reintegración.

En 2016, un total de 10.677 refugiados se marcharon del país, más de la mitad de ellos de forma voluntaria, en un año en que Austria recibió unas 39.000 solicitudes de asilo. Iraquíes, afganos e iraníes son, por nacionalidades, quienes más uso hicieron de ese mecanismo de retorno voluntario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído