Dimite Pierre de Villiers, tras una pelea con pelearse con Emmanue Macron

El cabreado jefe del ejército francés se pasa su cargo por el arco del triunfo

Había criticado públicamente el proyecto del gobierno de recortar 850 millones de euros en el gasto de defensa, y el presidente le contestó: "Yo estoy a cargo"

El cabreado jefe del ejército francés se pasa su cargo por el arco del triunfo
Macron y de Villiers se muestran juntos durante los festejos por el Día de la Bastilla tw

El jefe del Estado mayor de los ejércitos de Francia, Pierre de Villiers, anunció este miércoles 19 de julio de 2017 su renuncia tras discutir con el presidente Emmanuel Macron por cuestiones de presupuesto, según confirmaron la institución militar en un comunicado.

«En las circunstancias actuales considero no estar ya en condiciones de asegurar la perennidad del modelo de ejército en el que creo para garantizar la protección de Francia y de los franceses, hoy y mañana y apoyar las ambiciones de nuestro país. Por consiguiente, asumí mi responsabilidad presentando, este día, mi dimisión al presidente de la República, que la ha aceptado», escribió el general de 60 años.

La posible renuncia del jefe del Estado mayor circulaba desde hace unos días en los círculos militares luego de que este último criticara los recortes presupuestarios previstos por Macron para 2017 y que afectarán a la defensa.

La semana pasada de Villiers había incluso dicho en un comité del Parlamento que no iba a permitir que las fuerzas armadas sufrieran la reducción de recursos pautada desde el Palacio del Elíseo.

En respuesta, Macron dijo en una entrevista con un periódico local que «yo estoy a cargo» y señaló que ante una diferencia de criterios «será el jefe de la Defensa en el que cambie de postura». También criticó al general por llevar sus reservas a la «esfera pública».

En total el gobierno contempla reducir en 850 millones de euros (unos 980 millones de dólares) el gasto militar este año en un contexto general de recortes presupuestarios para 2017, con una disminución prevista de 4.500 millones de euros del gasto del Estado.

«Siempre he velado, desde mi nombramiento, por mantener un modelo de ejército que garantice la coherencia ante las amenazas que pesan sobre Francia y Europa, las misiones de nuestro ejército que no cesan de aumentar y los medios presupuestarios necesarios para cumplir con ellos», declaró de Villiers, quien desempeñó este cargo durante tres años y medio y era apreciado dentro de la institución militar.

Su renuncia marca una de las primeras crisis políticas del gobierno de Macron, y destapó en Francia un debate entre quienes creen que el presidente «humilló» innecesariamente a un líder militar confiable o si por el contrario logró imponer su autoridad frente a las presiones sobre su gobierno, a dos meses de asumir.

En este sentido el general retirado de la Fuerza Aérea, Vicent Lanata, dijo al semanario L’Express que estaba «muy sorprendido» por la «furia» de Macron contra de Villiers.

Francia es una potencia nuclear que mantiene el segundo ejército más grande de Europa en relación a su tamaño, después del Reino Unido. Su Fuerza Aérea participa activamente en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés) en Siria e Irak, y 4.000 de sus soldados combaten a facciones extremistas en Mali, Burkina Faso y Chad.

Además, tras una ola de atentados terroristas en su territorio sus tropas patrullan regularmente las calles de las grandes ciudades francesas.

Por esta razón, la decisión de Macron de recortar el presupuesto para las Fuerzas Armadas provocó el enojo entre los militares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído