LOS ENRREDOS DE LA CASA BLANCA

Donald Trump llama «perra», «loca» y «llorona» a Omarosa Manigault, su exasistente en la Casa Blanca

Omarosa Manigault ha publicado grabaciones de las conversaciones que mantuvo con el magnate

Donald Trump llama "perra", "loca" y "llorona" a Omarosa Manigault, su exasistente en la Casa Blanca
El presidente Donald Trump (EEUU). WH

No se corta un pelo Donald Trump. El siempre polémico presidente de Estados Unidos ha añadido este 14 de agosto de 2018 a su exasistente en la Casa Blanca Omarosa Manigault a la creciente lista de americanos a los que ha denigrado en las últimas semanas, calificándola de «perra», «loca» y «llorona».

Lo ha hecho en Twitter:

«Cuando le das un respiro a una loca, llorona y escoria, y le das un trabajo en la Casa Blanca, supongo que simplemente no funcionó. ¡Buen trabajo del general (John) Kelly por echar rápidamente a esa perra!».

Trump ha estado muy crudo. ¿La razón? Manigault, que fue despedida a finales de 2018, ha publicado grabaciones de conversaciones con el magnate.

Además, le ha acusado de utilizar en repetidas ocasiones palabras ofensivas para la comunidad afroamericana, de lo que asegura que también posee grabaciones.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha admitido que no puede «garantizar» que Trump no haya usado la palabra «nigger» (término despectivo hacia los afroamericanos, tabú por su carga racista y su connotación esclavista).

«Nunca le he escuchado utilizar ese término o algo similar», ha dicho, aunque reconoce que no puede asegurarlo porque no ha estado «en todas las reuniones» de la Casa Blanca.

Manigault saltó a la fama al participar en la primera temporada del programa de telerrealidad de Trump The Apprentice en 2004, y fue uno de los nombramientos más polémicos del mandatario cuando ocupó su cargo. Acaba de publicar un libro sobre su experiencia con Trump, Unhinged (Inestable).

El equipo de la campaña electoral de Trump ha presentado por ello un procedimiento arbitral ante la AAA (una organización sin ánimo de lucro que soluciona disputas fuera de los tribunales) contra Manigault, a la que acusan de violar un acuerdo de confidencialidad firmado por ambas partes en 2016.

«El presidente Trump es conocido por dar oportunidades a la gente en sus carreras y sus vidas en las últimas décadas, pero lo que está mal está mal, y una violación directa del acuerdo debe ser tratada y el violador debe rendir cuentas».

En las últimas semanas, Trump ha llamado al presentador afroamericano de la CNN Don Lemon «el hombre más tonto de la tele, ha cuestionado la inteligencia de LeBron James y ha acusado a la congresista demócrata Maxine Waters, también negra, de tener un bajo coeficiente intelectual.

 

«La Chiflada de Omarosa, que fue despedida en tres ocasiones en The Apprentice, fue ahora despedida por última vez. Nunca tuvo éxito, nunca lo tendrá. Me pidió trabajo, con lágrimas en los ojos. La gente en la Casa Blanca la odiaba. Era despiadada, pero no inteligente», indicó este lunes, en alusión al programa televisivo en el que coincidieron.

El mandatario ha agregado que «raramente la veía» pero «escuchaba historias realmente malas» de ella.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído