Crisis humanitaria en Venezuela

Venezolanos denuncian que chavistas infiltrados sabotean a la diáspora

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio afirma que el objetivo es poner trabas al proceso migratorio

Venezolanos denuncian que chavistas infiltrados sabotean a la diáspora
Diáspora venezolana

Los seguidores del Gobierno chavista estarían saboteando el proceso de migración y adaptación de los venezolanos. Así lo afirma el grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), quien denunció la presencia de personas «afectas» al régimen venezolano en el éxodo de sus ciudadanos, una acción que puede tener como objetivo «cometer delitos» para crear complicaciones a las autoridades de los países de acogida.

Veppex, con sede en Miami, señaló en un comunicado que se trata de una «estrategia» dirigida por el Gobierno de Nicolás Maduro para «generar malestar y situaciones difíciles a las autoridades» de otros países y «desacreditar» el éxodo actual de venezolanos. (Las desgarradoras cifras de la diáspora venezolana)

Con esta «estrategia», el régimen de Maduro lo que «busca es generar (…) las condiciones para que (los venezolanos) no sean aceptados» en los países de acogida o para que aumenten las exigencias oficiales de su ingreso.

La organización de exiliados venezolanos calificó este éxodo de «fenómeno sin precedentes en América Latina» que «demuestra el fracaso de la revolución socialista y de la pandilla de delincuentes que gobiernan en Venezuela«. De ahí que la organización cifró en cinco millones de venezolanos al total de personas que «han tenido que huir ya para salvar sus vidas y las de su familiares».

El Gobierno venezolano ha vuelto a negar que exista un éxodo masivo de sus ciudadanos y sostiene que el flujo migratorio del país es «normal» en medio de la severa crisis económica que sigue intentando frenar, esta vez con un plan de ahorro en oro. (El chavismo juega a la negación: la diáspora venezolana “es un flujo migratorio normal»)

Maduro ordenó crear un puente aéreo para garantizar el retorno de los venezolanos que hayan emigrado, mientras trece países de la región buscan, en una reunión en Quito (Ecuador), acuerdos para hacer frente al masivo desplazamiento de venezolanos.

La cita reúne a las autoridades de los sectores de movilidad humana, migración, políticas consulares, desarrollo e integración de Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Bolivia, Uruguay y República Dominicana, principales destinos de los emigrantes venezolanos.

Human Rights Watch (HRW) pidió este lunes a los Gobiernos de América una respuesta «coordinada» y «consistente» al flujo migratorio de venezolanos que huyen de la aguda crisis económica por la que atraviesa su país.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído