Crisis humanitaria en Venezuela

William Cárdenas: «Pablo Iglesias y Venezuela»

Artículo de opinión del presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid

William Cárdenas: "Pablo Iglesias y Venezuela"
William Cárdenas Rubio-Vargas, Abogado e Internacionalista y Director de Consultores Cárdenas. PD

Dar trato a Pablo Iglesias y a sus compañeros de viaje a Venezuela, con criterios de normalidad democrática, puede ser una ligereza cuando no complicidad, de algunos políticos y medios de comunicación, pero a los venezolanos nunca se nos olvidará que el líder de Podemos es uno de los corresponsables de la tragedia que vive el pueblo de Venezuela.

Cada vez que vemos a los venezolanos recorriendo miles de kilómetros a pie por el corazón del continente americano, o niños muriendo por desnutrición, o pacientes terminales que no pueden recibir sus tratamientos contra el dolor, ante la muerte, no podemos olvidar que Iglesias, Monedero, Bescansa, Errejón, y muchos otros, despachaban desde el Palacio de Miraflores, sede del gobierno chavista, sirviendo como «mercenarios ideológicos» para que, primero Hugo Chávez, y luego Nicolás Maduro, atendieran sus sabias recomendaciones marxistas, acerca de como establecer el control social y económico, para empobrecer una sociedad y hacerla que te obedezca ciegamente. (William Cárdenas Rubio-Vargas: «Justicia Internacional y voluntad política»)

En algunos casos llegaron hasta a dictar tácticas y estrategias que tenían que ver con la represión del movimiento estudiantil, y más recientemente, uno de los suyos, Alfredo Serrano Mancilla es el autor de los Comités Locales de Alimentación y Producción (CLAP), las bolsas de comida que reparten a los incondicionales, con las que enfrentan la «guerra económica», pregonada por Jorge Vestringe.

No, jamás podremos olvidar que por sus orientaciones, miles de venezolanos mueren de mengua por falta de alimentos y medicinas, y mucho menos, que hasta hoy no hayan tenido la dignidad de retractarse, condenar esa narco dictadura y desmarcarse de Nicolás Maduro. Pero cómo? si recibieron tangibles beneficios del Socialismo del Siglo XXI. Desde luego hay que apuntarles, que sí, son agradecidos.

Por ello cuando vemos que en España, tanto los medios de comunicación, como sus propios rivales políticos, les dan trato y patente de «normalidad» democrática, no podemos menos que entristecernos por el riesgo que acecha a la sociedad española en su futuro inmediato.

Peor aún es ver al Presidente del gobierno español despachando en Moncloa con Pablo Iglesias, su principal aliado ideológico, acordando medidas de gobierno como si todo fuera normal, mientras el líder de Podemos apura su estrategia de aplicar a los españoles la misma receta que aplicó en nuestro país: Social comunismo, control total del estado, de la vida cotidiana de los españoles, estatización de medios de producción y servicios, entre ellos los medios de comunicación, expropiaciones y reparto de la miseria.

Para Iglesias, desde el chalet de Galapagar, acompañado de su familia, las cosas se pueden hacer más despacio que en Venezuela. En Miraflores, entre militares chorizos y adulantes castro comunistas, aunque se sintiera bien, no era lo mismo. Los aires de Guadarrama ayudan a pensar mejor ciertas estrategias. Sabe que Sánchez está en sus manos, y no duda en hacérselo saber, como ocurrió la pasada semana

Este «cacao mental» se da también entre los venezolanos, pues hay quienes por afinidad ideológica con el PSOE, ven hasta con simpatía las visitas de Iglesias a la Moncloa, y no reparan en la alianza «antidemocrática» que se está gestando. (Los socialistas intentan lavar la imagen de Sánchez: “Siente que Venezuela es una dictadura, pero no lo dice”)

 

William Cárdenas Rubio

Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído