Estados Unidos

Trump amenaza: Dinero para el muro con México o cierro toda la frontera sur

El presidente de Estados Unidos acusa a los demócratas de “obstruccionistas”

Trump amenaza: Dinero para el muro con México o cierro toda la frontera sur
Donald Trump

«O construimos el muro… o cerramos la frontera». Donald Trump demostró por enésima vez que en su forma de ejercer la política no hay términos medios ni espacio para el diálogo, que las decisiones se anuncian por Twitter desde la Casa Blanca. (Putin se adelanta al sueño de Trump: Rusia planta su muro en Crimea)

«Nos veremos forzados a cerrar la frontera en el sur si los obstruccionistas demócratas no nos dan el dinero para acabar el muro y cambiar las ridículas leyes de inmigración del país», tuiteó el presidente, fastidiado por haber tenido que anular sus vacaciones también por Fin de Año.

Así que los congresistas demócratas lo tienen claro: o ceden y dan luz verde a los 5.000 millones de dólares que Trump quiere destinar para finalizar el muro que separa Estados Unidos de México o el presidente les acusará de abocar el país al precipicio. (Donald Trump rompe la ilusión de una niña de 7 años: ¿Todavía crees en Santa Claus?)

Porque si la amenaza de Trump se llega a materializar, los flujos comerciales con el tercer socio económico del país quedarían interrumpidos. (Aunque Trump cree lo contrario: tuiteó que las compañías de automoción volverían a instalarse en EE.UU.) Y si eso fuera poco, los demócratas cargan también con la presión de aprobar los presupuestos para reabrir la cuarta parte de las oficinas de la administración pública, cerradas desde hace seis días por la falta de acuerdo sobre el muro.

Trump difícilmente cederá un centímetro. «El Partido Demócrata prefiere abiertamente mantener el gobierno cerrado para proteger a inmigrantes ilegales en lugar de a los ciudadanos estadounidenses. El presidente no quiere que la administración cierre pero no firmará una propuesta que no priorice la seguridad del país», dijo Sarah Huckabee Sanders, la secretaria de prensa de la Casa Blanca.

El muro de México es su promesa electoral estrella, la que justificó a base de informaciones xenófobas y falsas, como su afirmación de que los inmigrantes centroamericanos traen enfermedades al país. Tras tuitear que podría cerrar la frontera, también dijo que cortaría cualquier ayuda a El Salvador, Honduras o Guatemala.



Pero de momento los demócratas tampoco piensan mover ficha. En enero toman el control de la Cámara de Representantes, por lo que podrán bloquear la propuesta de los republicanos y aprobar la suya (aunque el Senado, con mayoría republicana, la acabe tumbando). Los demócratas consideran esos 5.000 millones de dólares una cifra desorbitada para construir el muro, un derroche de dinero público innecesario e inútil.

Así que las negociaciones sobre los presupuestos están en punto muerto. La distancia que separa a republicanos y demócratas en esta cuestión es tan abismal que la sesión del Senado del jueves duró sólo cuatro minutos. «Dicen que una casa dividida contra sí misma no se pude sostener. Aquí es dónde estamos», dijo en alusión al discurso de Abraham Lincoln el senador que presidió la sesión, el republicano Pat Roberts. La sesión de la Cámara fue igual de breve y los diputados anunciaron que no se celebrarían más votaciones este año.

Los demócratas han puesto sobre la mesa tres propuestas, ninguna de las cuales incluye la opción de ampliar los fondos para el muro. Las tres van encaminadas a reanudar la actividad del gobierno lo antes posible. Parece que el cierre de la cuarta parte de la administración estadounidense haya quedado silenciado durante este periodo vacacional, pero la preocupación de los trabajadores afectados (800.000) está escalando.

El cierre durará una semana más, como mínimo, y los funcionarios temen que las negociaciones se alarguen tanto que no lleguen a a cobrar el sueldo el próximo 11 de enero. La siguiente sesión sobre los presupuestos en la Cámara no se celebrará por lo menos hasta el 3 de enero. Y, con la mayoría demócrata y la negativa de Donald Trump a ceder sobre el muro, el acuerdo entre ambos partidos es ahora un escenario lejano.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído