HAMBRE Y REPRESIÓN EN VENEZUELA

El tirano Nicolás Maduro descarta meterse en Cuba y valora huir a países árabes o al este de Europa

El tirano Nicolás Maduro descarta meterse en Cuba y valora huir a países árabes o al este de Europa
El dictador Nicolás Maduro. EP

Se le acaba el tiempo (El ejército empieza a rebelarse contra Maduro: Un General del Alto Mando Militar de la aviación reconoce a Guaidó).

El tirano Nicolás Maduro, con las manos manchadas de la sangre de cientos de jóvenes venezolanos, está «tocando la puerta» de países árabes y del este de Europa para su retiro (La caradura del dictador Maduro y los mimos al tirano del masajista Jordi Évole).

Eso afirmó en una entrevista con Beatriz Pascual Macías de la Agencia Efe Julio Borges, embajador ante el Grupo de Lima del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

«Sí sabemos que ellos están tocando ya puertas de diferentes países para buscar una posibilidad de asilo o escondite cuando se vayan de Venezuela».

Por «vía diplomática» la oposición venezolana ha recibido información sobre la posibilidad de que Maduro esté valorando exiliarse en «países árabes o países del este de Europa»; pero Borges rechazó ofrecer más detalles sobre el hipotético destino del líder chavista, en el poder desde 2013.

Borges aseguró que Maduro ha contactado a Gobiernos con los que mantiene una conexión ideológica y también a naciones de ideologías más conservadoras.

«Ideológicamente, de todo. Ha tocado la puerta a países árabes, ha tocado la puerta a países que no son ideológicamente similares a ellos, porque tú sabes como son los comunistas, que, al final, les gusta el socialismo para los demás, pero no para ellos».

En los últimos días se han multiplicado las especulaciones sobre la posibilidad de que Maduro esté buscando un refugio por si se viera forzado a dejar el poder ante la presión de parte de la comunidad internacional, que respalda a Guaidó como presidente «legítimo» de Venezuela.

Esas especulaciones han sido alimentadas por el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, quien el jueves recomendó a Maduro que se retirara en una «playa» lejos de Venezuela y el viernes le amenazó con Guantánamo (Cuba), donde EEUU tiene en su base una prisión militar para sospechosos de terrorismo.

«La caída de Maduro en Venezuela va a ser la caída de los regímenes de Cuba y Nicaragua. Es finalmente la caída del Muro de Berlín en toda América Latina».

Borges, que buscó aislar internacionalmente al chavismo como presidente del Parlamento entre 2017 y 2018, consideró que Venezuela es un «Estado fallido» que está «ocupado» por Cuba con agentes insertados en los más altos estratos del poder, incluida la jefatura militar.

En 2017, el diario comunista de Cuba «Juventud Rebelde» informó de que había 46.000 cubanos en Venezuela, pero aseguró que su objetivo era ayudar en 20 programas sociales, entre los que destacaba la misión «Barrio Adentro», destinada a fortalecer el sistema de salud pública. «La transformación de Venezuela va a ser la transformación de la libertad en toda América Latina», subrayó Borges.

El venezolano fue designado el 29 de enero como embajador de Guaidó ante el Grupo de Lima, compuesto por una docena de países del continente americano.

Borges y otros representantes de Guaidó, como su «embajador» en EEUU, Carlos Vecchio, están tratando de afianzarlo como presidente interino de Venezuela y, por eso, esta semana se reunieron en Washington con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, entre otros altos cargos. Ahora, el objetivo de Borges es aglutinar más apoyos durante la reunión que el Grupo de Lima mantendrá el lunes en Ottawa (Canadá).

Borges quiere obtener un «respaldo decidido» del Grupo de Lima a la apertura «urgente» de un canal humanitario y, además, ofrecerá garantías de que «pronto» Guaidó convocara unas elecciones «libres».

Para esos comicios, Guaidó podría pedir ayuda a observadores internacionales de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos, adelantó el emisario.

Asimismo, Borges solicitará al Grupo de Lima que aumente la presión sobre la cúpula civil y militar que, a su juicio, mantiene a Maduro en el poder, y que «tome medidas» contra aquellos que han cometido violaciones de los derechos humanos, así como delitos de corrupción y lavado de capitales.

En ese sentido, el opositor adelantó que «una idea muy buena» que se está barajando es congelar los activos de los autores de crímenes de corrupción para que ese dinero se transforme en «ayuda humanitaria», es decir, en alimentos y medicinas para los venezolanos.

Borges, nacido en Caracas en 1969, ha sido uno de los arquitectos de la estrategia internacional de la oposición venezolana.

Esa estrategia ha permitido que Guaidó, como presidente interino, aglutine el apoyo de Estados Unidos yde la mayor parte de los países del continente americano, incluidos Brasil, Colombia y Argentina; aunque Maduro mantiene el respaldo de Rusia, China, Bolivia, Cuba y Nicaragua, entre otros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído