SANGRE, SUDOR Y LAGRIMAS EN NICARAGUA

La dictadura del sandinista Daniel Ortega, amigo de Podemos, ha mandado al exilio a 54 periodistas

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que creó la ex presidenta y esposa del periodista Pedro Joaquín Chamorro, asesinado por Anastasio Somoza, revela una lista con el detalle de las violaciones a la libertad de prensa más recientes

La dictadura del sandinista Daniel Ortega, amigo de Podemos, ha mandado al exilio a 54 periodistas
Censura, represión, silencio, prensa, televisión, propaganda. EP

Nadie está ya seguro en la ‘finca’ del presidente que abusaba sexualmente de su propia hija (Zoilamérica Narváez, hijastra del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega).

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) denunció que «el continuo asedio, hostigamiento, persecución y amenazas a la integridad física en contra de los periodistas» en Nicaragua ha provocado el exilio de numerosos miembros de la prensa independiente y reveló una lista de 54 (Carlos Fernando Chamorro obligado a exiligarse por las amenazas del régimen de Ortega).

El organismo, que creó la ex presidenta de Nicaragua, quien derrotó al sandinismo en las urnas en 1990, presentó los nombres, entre ellos el de Carlos Fernando Chamorro Barrios, hijo de Violeta y el periodista asesinado por el dictador Anastasio Somoza, Pedro Joaquín Chamorro.

«Reconocemos y exaltamos a los periodistas que desde el exilio se mantienen firmes en su compromiso de ejercer la profesión con los medios que tienen a su alcance», agregó el comunicado, que reveló intimidaciones al personal de Canal 12 por transmitir los programas que Carlos Fernando Chamorro hace desde Costa Rica, Esta Noche y Esta Semana.

«La mañana del jueves 24 de enero, las instalaciones del Canal 12 fueron sitiadas por agentes policiales que requisaron vehículos del personal del canal, interrogándoles también sobre portación de armas de fuego», detalló. «Igual hostigamiento sufrieron periodistas que acudieron a dar cobertura, a quienes también les pedían sus identificaciones y anotaban sus nombres en listas».

La fundación, que vigila la libertad de prensa en Nicaragua, detectó entre abril y diciembre de 2018 712 casos de «intimidaciones, censuras, amenazas, agresiones a la integridad física y allanamientos a medios de comunicación». Entre los más recientes, Radio Darío, en León —la ciudad donde nació el poeta Rubén Darío, precisamente— sufrió un ataque y el robo de una planta de energía, el transmisor y otros elementos necesarios para mantenerse al aire, y recordó que Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, de 100% Noticias, llevan más de un mes detenidos.

Tanto las instalaciones de ese canal como los edificios donde se realizan Confidencial y Esta Semana han sido tomadas por la policía de Daniel Ortega. Otras formas de intimidación del sandinismo a la prensa son «el bloqueo aduanero que lleva 21 semanas en contra de La Prensa, El Nuevo Diario y Periódico Hoy», a quienes el gobierno le retiene materiales de impresión que ponen en peligro sus ediciones impresas.

Al cumplirse 41 años del homicidio de su padre, Pedro Joaquín Chamorro Barrios —periodista y político, quien fue expulsado de la Asamblea Nacional de Nicaragua en un golpe de Ortega en 2016, también hermano mayor de Carlos Fernando—, recordó el caso de Ángel Gahona. El periodista independiente fue asesinado el 21 de abril de 2018 mientras cubría en directo, mediante Facebook Live para el noticiero El Meridiano, las protestas contra Ortega.

«Nicaragua se queda poco a poco sin periodistas independientes», escribió en La Prensa, el periódico de los Chamorro. «Los últimos que han abandonado el país entre el fin del trágico año 2018 y los primeros días del 2019 son Héctor Rosales, Gerald Chávez, Yelsin Espinoza y Noel Gallegos«, detalló, en un texto que habla de una «nueva etapa represiva sin precedentes en la accidentada historia de Nicaragua».

Entrevistado por Regina Baltodano, periodista de Telemundo 51 en Managua, el hijo del periodista de investigación perseguido, detenido y por fin asesinado por Somoza dijo que su hermano «temía que le estuvieran levantando algún caso de índole legal que pudiera conducir prácticamente a perder su libertad». Y como su padre en 1957, Carlos Fernando Chamorro Barrios se exilió en 2019.

Otros periodistas que se fueron de Nicaragua denuncian acoso a sus familiares que permanecen en el país. Baltodano señaló los casos de Jennifer Ortiz (cuyos suegros sufrieron la detonación de un explosivo casero en la puerta de su casa, acompañado por un cartel que decía «Tu hijo y tu nuera están seguros, pero tú no. Plomo») y Gerall Chávez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído