Dictadura en Venezuela

El Senado español insta a Sánchez a bloquear los activos de la corrupción chavista y rechazar «falsos diálogos»

La Enmienda de Sustitución ha sido impulsada por el Partido Popular, respaldando "el total apoyo a Juan Guaidó".

El Senado español insta a Sánchez a bloquear los activos de la corrupción chavista y rechazar "falsos diálogos"
Representación venezolana en el Senado de España

El Senado de España da una estocada más al dictador Nicolás Maduro.

La institución ha aprobado una Enmienda de Sustitución a través de la que se aprueban un total de cinco puntos, entre las que se encuentran el total apoyo al gobierno interno de Juan Guaidó, así como el bloqueo de bienes y activos provenientes de la corrupción chavista dentro del territorio español. Unas medidas que buscan «que se deje de dar un reconocimiento moral a la democracia venezolana y se pase a un reconocimiento activo». (Diosdado Cabello amenza al presidente Guaidó: «Usted no ha escuchado el silbido de una bala»)

La medida también busca que los representantes designados por Juan Guaidó sean reconocidos con la «mayor celeridad, como la única representación de Venezuela en España».

Unas medidas que permitirán que España «lidere ante los países miembros de la Unión Europea las actuaciones para consolidar al Presidente Juan Guaidó».

A lo que suma un aspecto fundamental para no dar más oxígeno a Nicolás Maduro: «rechazar las propuestas de falsos diálogos o mediaciones internacionales que contribuyen a dar legitimidad al régimen de Maduro».(«Apoyamos a los venezolanos en su humilde búsqueda de la libertad», Trump renueva su apoyo a Guaidó en el Estado de la Unión)

El senador Dionisio García Carnero, del Partido Popular (PP), fue quien defendió la Enmienda de Sustitución «siendo una medida necesaria para poner fin a un régimen que durante años ha destruído a la población y que ha obligado a cuatro millones de personas a escapar del país».

En la misma línea, ha recalcado que «los falsos diálogos sólo han ayudado a que la dictadura se haya perpetuado durante muchos más años en el poder».

Desde Podemos se ha insistido en que el interés de España en Venezuela no responde a la defensa de los ciudadanos, sino «al interés por el petróleo. De ahí que existan otros tantos países con unas dictaduras más marcadas, pero que no son atacado y con los que se siguen negociando». En este sentido, ha insistido en que la juramentación de Juan Guaidó «es un golpe de Estado», afirmación que ha generado el gran rechazo de los principales grupos representados en el Senado.

En un punto intermedio se ha quedado la Agrupación Socialista Gomera, quienes se han mostrado a favor de las medidas en contra de la dictadura de Nicolás Maduro y a favor del gobierno interino de Juan Guaidó. Sin embargo, se han abstenido en la votación al considerar que el Partido Popular sólo busca un beneficio político de la crisis venezolana, «como queda demostrado al no crear una partida presupuestaria a favor de ayudar a los ciudadanos venezolanos tanto en España como en Venezuela».

Finalmente, la enmienda ha logrado su aprobación con un total de 141 votos a favor, con 84 abstenciones y sólo 18 votos en contra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído