Dictadura en Venezuela

España y Francia tras la expulsión de los eurodiputados de Venezuela: «Una prueba más de que Maduro es un dictador»

España y Francia tras la expulsión de los eurodiputados de Venezuela: "Una prueba más de que Maduro es un dictador"
Esteban González Pons y los europarlamentarios expulsas con él de la Venezuela chavista. EP

Los ministros de Exteriores de España, Josep Borrell, y de Francia, Jean-Yves Le Drian, condenaron la decisión del régimen de Nicolás Maduro de expulsar de Venezuela a un grupo de eurodiputados que pretendía reunirse con el presidente interino de ese país, Juan Guaidó. (La respuesta de Guaidó ante la expulsión de la delegación del Parlamento Europeo de Venezuela)

«Naturalmente nosotros hubiéramos deseado que entraran y condenamos la actitud del Gobierno de Venezuela, del señor Maduro, Gobierno que como saben está puesto en cuestión, de no dejarles entrar», indicó Borrell a la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE). (El tirano Maduro expulsa a González Pons y los europarlamentarios que iban a visitar a Guaidó)

«Protestamos enérgicamente por las condiciones en las que han sido expulsados cinco diputados europeos que iban a preocuparse por el proceso democrático en Venezuela», dijo por su parte Le Drian.

 

 

A su vez, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, un firme defensor de la oposición venezolana, lamentó que Maduro impidiera a los eurodiputados hacer su trabajo e instó a la Unión Europea (UE) a adoptar «medidas de respuesta acordes con este nuevo atropello». Además, sostuvo que la decisión es «una prueba más de que (Maduro) es un dictador».

Borrell explicó que estuvo en contacto con el embajador español en Caracas, quien «hizo todas las gestiones posibles con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Venezuela para pedir y facilitar la entrada de estos parlamentarios».

«Desgraciadamente estas gestiones no dieron resultado y la última noticia es que no han podido entrar», señaló, a pesar de que «hemos hecho todo lo posible para que así fuera».

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tuiteó que se le había notificado días atrás «al grupo de eurodiputados que pretendía visitar el país con fines conspirativos, que no serían admitidos y se les instó a desistir y evitar así otra provocación». E insistió que el régimen «no permitirá que la extrema derecha europea perturbe la paz y estabilidad del país con otra de sus groseras acciones injerencistas».

De todas formas, el jefe de la diplomacia española confió en que la misión técnica enviada a Venezuela por el grupo de contacto internacional auspiciado por la UE pueda entrar en el país esta semana, como está previsto, para entrevistarse con todas las partes en la crisis del país.

 


 

«Próximamente irá a Caracas, si le dejan. Espero que sí le dejen«, comentó sobre este grupo técnico «que pedimos los españoles y portugueses insistentemente que se creara en la reunión de Montevideo», dijo en referencia al primer encuentro del grupo de contacto internacional.

«Y ese grupo técnico intentará ver cuáles son los pasos que hay quedar, los plazos, los procedimientos para impulsar el proceso electoral«, subrayó.

El trabajo del grupo de contacto será abordado por los ministros de Exteriores comunitarios, que han insistido en la convocatoria de unas elecciones presidenciales libres en Venezuela.

El ministro español también dejó claro que la situación en Venezuela «no se puede resolver mediante una intervención militar extranjera», y agregó que «a la vista de las que ha habido en el pasado, el remedio puede ser peor que la enfermedad y hay casos que lo demuestran».

«Sabemos que la vía de la presión política, del diálogo, de la actuación como está haciendo la UE, que trata de provocar un cambio sin provocar un enfrentamiento que sería catastrófico, es el camino a seguir», enfatizó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído