HAMBRE Y REPRESIÓN EN VENEZUELA

Más de 60 militares desertan en una violenta jornada en que los esbirros de Maduro asesinan a 14 personas

El gorila chavista rompe con Colombia y da 24 horas a su cuerpo diplomático para salir de Venezuela

Más de 60 militares desertan en una violenta jornada en que los esbirros de Maduro asesinan a 14 personas
Militares y policías venezolanos desertan y escapan a Colombia. EP

La lucha continua (Juan Guaidó: «Debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de Venezuela»).

Más de 60 miembros de la Armada, la Guardia Nacional y la Policía de Venezuela han desertado cruzando la frontera con Colombia, avergonzados por lo que les mandan hacer sus generales y hartos de pasar miserias,

«Nuestros compañeros de armas saben que no somos ningunos delincuentes, ningunos terroristas y el momento es ahora».

La imaginativa y valiente operación impulsada este 23 de febrero de 2019 por Juan Guaidó para introducir ayuda humanitaria en Venezuela ha disparado la tensión entre la oposición al dictador Maduro y el chavismo.

La jornada del sábado estuvo marcada por violentos disturbios. Al menos 14 personas personas murieron, victimas de los esbirros chavistas. Al menos cuatro de los fallecidos, lo hicieron por heridas de bala en la frontera con Brasil. Hubo decenas de heridos.

El intento de Guaidó, apoyado por Estados Unidos y Colombia, pretendía acorralar al régimen y lo ha logrado, aunque las medicinas, los alimentos y el resto d ela ayuda no haya llegado todavía a su destino.

El movimiento de camiones humanitarios se topó con el blindaje de las fronteras, las tanquetas, los fusiles, las granadas lacrimógenas y los perdigones lo que impidió la entrada de los vehículos cargados con medicinas y alimentos.

Los venezolanos vivieron otro punto de inflexión en el choque institucional entre el Parlamento y el Gobierno. El envío de ayudas buscaba abrir un nuevo escenario al margen del resultado de la convocatoria.

Los cargamentos quedaron finalmente atascados debido al control policial y si pasaron algunos envíos, como anunció la oposición, fue de forma simbólica.

Los esbirros chavistas se emplearon a fonfo en la tarea de repeler la entrada de medicinas y alimentos dirigidos a 300.000 ciudadanos en situación de riesgo.

Maduro rechaza de forma tajante la llegada de la ayuda través de la frontera, que interpreta como una injerencia de EE UU.

Esta pugna desató, durante horas, el caos en las proximidades de los puentes de Tienditas y Simón Bolívar, principal paso fronterizo entre Venezuela y Colombia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído